Integrar con el ganar-ganar (3)

|

Valorar:

Queremos resaltar la conveniencia de facilitar la cooperación y el beneficio mutuo a través del lenguaje apropiado y la articulación de diálogos. El intento de expresar la dimensión lingüística adecuada es situarla en un proceso que nunca se acaba y que se plantea, desde el mundo que nos rodea con la dialéctica pregunta-respuesta, que fomenta la comprensión y el entendimiento del otro.

El grado en que se comprende lo que yo quiero decir aparece en su versión. Lo comprendido pasa aquí desde la indeterminación de su sentido a una nueva determinación, que permite entender o malentender. Este es el verdadero proceso del diálogo: el contenido aparece como un bien común.

Lectura y la escritura son interfaces de nuestra civilización y condicionan nuestra percepción sometida a la evolución de sus soportes. La interpretación conforma el llamado pacto entre lector y escritor. Toda lectura es interpretación de la forma y del sentido.

Este procedimiento libera muchos prejuicios y elimina quimeras. Es pretensión de la ciencia cuestionarlos y conocer la realidad mejor, ya que para ella solo tiene sentido lo que se ajusta a su método de hallar y examinar la verdad, marcando los límites de la especialización científica y de la investigación metodológica ante otras cuestiones.

Es evidente que la ciencia confiere su peculiaridad y su unidad a nuestra civilización occidental. Su origen fue un afán de saber, de conocimiento, de explotación de lo ignoto, raro y extraño; y un singular escepticismo hacia lo que se narra y se da por verdadero, lo que en definitiva impulsó a crear la ciencia.

Conviene apuntar que el vigoroso desarrollo de la actividad científica del mundo de los negocios y de las organizaciones que les dan apoyo, ha generado diferentes culturas apareciendo fenómenos de incomunicación y guerra de paradigmas. Para centrarnos propondremos (i) entender que la descripción y la aplicación son lados no opuestos de una teoría; (ii) dar preferencia a la posibilidad de rendir cuentas frente a la constatación de presuntas regularidades y (iii) verificar las teorías que se proponen, fomentado la exploración con la ejecución, bien para innovar, bien para el “cumplimiento de las tareas a través de la gente”, que es un paradigma que difiere del que se basa en “el desarrollo de la gente a través del cumplimiento de las tareas”.

Con el primero se alcanzan los objetivos; con el otro, se llevan a cabo con creatividad, sinergia y efectividad mucho mayor y en el proceso se desarrolla la capacidad para realizar actividades en el futuro.

Apoyados en la elaboración y manejo de teorías, navegando a través de la teoría de las organizaciones, con el peligro de perder o hacer perder el tiempo, conviviremos con la posibilidad de ampliar el debate con la ayuda de una producción o aportación académica abundante, producto de varios factores.

El primero es consecuencia de la propia producción científica con las normas instauradas por dichas comunidades, le siguen otros que podrían concretarse en objetivos y facetas diversas, nuevos fenómenos, la propia dinámica de los conocimientos científicos y el desarrollo de la forma de exponerlos.