EDITORIAL

Consultas por conveniencia política

Eivissa |

Valorar:

El Ayuntamiento de Vila inició ayer y mantendrá hasta el 28 de febrero una consulta ciudadana para cambiar el nombre del Paseo Vara de Rey por s’Alamera. Los ciudadanos que estén empadronados en Vila podrán votar. Si bien la consulta no es vinculante, todo parece indicar que el Ayuntamiento es partidario de cambiar el nombre si así lo votan los ciudadanos. En todo caso, dice Vila, no se retirará la estatua de Vara de Rey, un militar español que tuvo un gran protagonismo en la Guerra de Cuba.

No había ningún debate. El Ayuntamiento de Vila tiene todo el derecho a cambiar el nombre de las calles. Para ello ostenta la mayoría política suficiente si quiere cambiar la nomenclatura de todas calles de la ciudad, pero no parece que hubiese una gran demanda ciudadana para cambiar el nombre del Paseo Vara de Rey. Al margen de algunos tuits que se han podido leer de políticos de izquierdas, no se había planteado entre los ibicencos este dilema que, al parecer, ha surgido de forma espontánea desde el Ayuntamiento de Vila. El propio alcalde de Vila, Rafa Ruiz, ya se mostraba partidario en 2012 de cambiar Vara de Rey por s’Alamera. Los militares, decía Ruiz, le hacían «escarrufí», según una frase literal suya que puede leerse en Twitter. Podrá haber partidarios de mantener el nombre o de cambiarlo, pero no parece muy edificante que el propio alcalde, que ya era político en ese momento, hable de los militares en esos términos.

¿Y el albergue?. Como ya hemos dicho el Ayuntamiento está plenamente legitimado para cambiar los nombres de las calles. Y también de convocar consultas. Lo que ya sorprende más es que no hiciese lo mismo cuando se generó el debate sobre el albergue, una petición que hicieron los vecinos y que, sin embargo, cayó en saco roto. ¿Es más importante un nombre que la ubicación de un albergue en la ciudad? ¿Qué criterios se emplean a la hora de convocar consultas? ¿Acaso solo se convocan aquellas consultas que el Ayuntamiento sabe que ganará? A la vista de esta última ocurrencia parece que solo son válidas las consultas si se consigue el objetivo político deseado.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.