Clínica Morano, treinta años a la vanguardia en medicina estética

| |

Valorar:
preload
El doctor Alberto Morano junto a su hija Aina, quien también trabaja en la clínica.

El doctor Alberto Morano junto a su hija Aina, quien también trabaja en la clínica.

17-05-2018

La Clínica Morano celebra su 30º aniversario a la vanguardia en medicina estética y compartiendo su alegría con amigos y familiares en una fiesta que tendrá lugar hoy 1 de junio en las instalaciones de la clínica.
Sus inicios se remontan al 24 de mayo de 1988. Tras unos años en los que el doctor Alberto Morano ejerció la medicina familiar en diferentes municipios de Mallorca y en un hospital de Burgos, en 1986 realizó un curso de medicina circulatoria en Barcelona y fue allí donde vio que se ofrecía un máster en medicina estética. En esos momentos descubrió su auténtica vocación.

Con mucha ilusión, abrió su primer despacho hace 30 años en el edificio del Bar Cristal, en la Plaça d’Espanya de Palma, y fue precisamente ese día cuando comenzó su andadura. La llegada de nuevas técnicas y su éxito en los tratamientos realizados le exigían más capacidad, de manera que se trasladó a un local de es Fortí que a los cinco años se les quedó pequeño. Da allí fueron a la calle Sant Miquel, donde ya ocuparon dos plantas, y hace diez años se movieron a su edificio actual, en Barón de Pinopar.

FILOSOFÍA. El doctor Morano explica que en estos treinta años la medicina estética ha sufrido una evolución “imparable”. “Las técnicas de medicina estética han vivido una gran evolución y el principal cambio ha sido pasar de técnicas más invasivas, que conllevaban un tiempo de baja laboral, a técnicas menos invasivas y menos agresivas que tienen menos efectos secundarios. La aparatología ha ido mejorando y el hecho de que cada vez sea más demandada ha permitido ofrecer tratamientos a un precio más asequible. En definitiva, la medicina estética se ha democratizado”, indica.

La filosofía de la Clínica Morano sigue intacta desde los inicios. “Buscamos el bienestar y la salud, y a través de ello llegamos a la belleza. Nos rige la prudencia y la naturalidad. En definitiva, la medicina estética se basa en la prevención y en mantener el estado de salud y bienestar”, añade Alberto Morano. En este sentido, la medicina estética ha evolucionado hacia tratamientos menos invasivos pero con más continuidad en el tiempo. “La medicina es un cuidado habitual para estar pendiente de la salud, maximizar el bienestar y prevenir la enfermedad y el envejecimiento exterior e interior”, puntualiza.

TRATAMIENTOS. En la actualidad los tratamientos más habituales entre las mujeres son los de nutrición, dietética, celulitis y grasa localizada. En los últimos años, sin embargo, ha habido un gran aumento de tratamientos de rejuvenecimiento facial. “Las técnicas menos invasivas hacen que sea posible realizarse un tratamiento de revitalización para dar luminosidad y vitalidad y hacer desaparecer el aspecto cansado sin tener que interrumpir la vida social y laboral”, indica el doctor. Asimismo, también son habituales entre las mujeres los tratamientos circulatorios para hacer desaparecer los capilares y venas, así como los tratamientos faciales de rejuvenecimiento con láser y la depilación láser.

En cambio, en los hombres, los tratamientos más habituales son los de eliminación de arrugas faciales con toxina botulínica, la depilación corporal en gente joven y deportista y los tratamientos para tener un aspecto saludable.

“La sociedad hoy en día nos pide tener un aspecto sano en nuestras relaciones sociales y laborales. En este sentido, ofrecemos un acompañamiento a nuestros pacientes a lo largo del tiempo para que se cuiden, sobre todo con una buena alimentación y con ejercicio físico, acompañado de tratamientos que previenen el envejecimiento”, explica el doctor.

CALIDAD Y GARANTÍAS. Durante estos treinta años el doctor Morano y su equipo han querido destacar por seguir a la vanguardia en innovación médica y aparatología. “La semana pasada asistía a un congreso en Estocolmo y, en este sentido, continúo ilusionado por seguir aprendiendo e incorporar los tratamientos más avanzados que existen”, señala.

En la actualidad, el Dr. Alberto Morano compagina su labor al frente de la clínica con la docencia y la representación del sector. Es profesor del Máster Universitario de medicina estética de la Universitat de les Illes Balears, que fue impulsado por la Cátedra de Bioquímica del doctor Andreu Palou.

Asimismo, es el presidente de la Asociación de Médicos Estéticos de Balears y vicepresidente de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME).

La Clínica Morano está formada por cuatro médicos en plantilla, una enfermera y un equipo de auxiliares, junto con numerosos colaboradores habituales. Aina Morano, hija del fundador, trabaja en la empresa con el objetivo de que la clínica tenga continuidad en el futuro. Sin embargo, retirarse no está por el momento en los planes de Alberto Morano, que continúa ilusionado por el día a día. Hoy celebran su 30º aniversario entre amigos brindando por “muchos años más de éxitos”, concluye el doctor Morano.