"El impuesto turístico debería multiplicarse por cuatro"

Jaume Adrover, portavoz de Terraferida, asegura que no tienen nada contra los turistas y se muestra partidario de prohibir el alquiler vacacional en plurifamiliares

| Palma |

Valorar:
preload
Jaume Adrover, uno de los fundadores de Terraferida, considera imprescindible que para dar de alta una plaza turística deban darse dos de baja.

Jaume Adrover, uno de los fundadores de Terraferida, considera imprescindible que para dar de alta una plaza turística deban darse dos de baja.

22-05-2016

Jaume Adrover, de familia marinera, conserva un pequeño llaüt en Portocolom, su particular Ítaca, aunque ejerce de payés. Naturalista de vocación, ecologista militante, es uno de los fundadores de Terraferida.

- ¿Qué es Terraferida?
- Hemos ido evolucionando. Inicialmente, éramos un grupo muy reducido, de unas diez personas, muy concienciados con el tema territorial. En enero de 2015, abrimos una cuenta de Twitter y otra de Facebook. Nos apetecía mostrar imágenes aéreas de Balears del año 1956 y compararlas con fotografías de la actualidad. Queríamos crear debate. Con rapidez, la gente empezó a enviarnos fotografías, vídeos, denuncias… Un año después, nos convertimos en asociación, pero no tenemos socios. Ahora somos un núcleo de unas 25 personas. Tenemos un presupuesto de 500 euros para 2017. No queremos pedir dinero a ninguna empresa y tampoco a ninguna administración pública.

- ¿Qué objetivos tiene?
- Han ido cambiando. Inicialmente solo queríamos crear debate y ahora intentamos incidir todo lo que podemos en la vida pública. Además, pretendemos sensibilizar, crear conciencia.

- ¿Cómo valora la gestión del Govern?
- Es muy decepcionante. Por ejemplo, desde el día en que se inició la legislatura hasta el 23 de agosto, cuando se aprobó la ley turística, el Govern ha tramitado 60.000 nuevas plazas turísticas en Mallorca, de las que más de 11.000 son hoteleras. El resto, de alquiler turístico. En 2017, si miramos las estadísticas del Col·legi d’Arquitectes, nos encontramos con máximos históricos de edificación turística.

- ¿Es mejor la del Consell de Mallorca?
- No se ha protegido ni una quarterada, ni un metro cuadrado. Y en carreteras, el Consell se gastará durante esta legislatura más de 400 millones de euros en poner asfalto. Y después no hay dinero para cuestiones básicas.

- ¿Sois la conciencia de este Govern?
- Lo intentamos, pero no nos escuchan. En diciembre, cuando Gabriel Barceló anunció la reforma de la Ley del Turismo, varios colectivos le dijimos que debía hacer una moratoria durante la tramitación, porque en caso contrario habría una avalancha de peticiones de nuevas plazas turísticas. Efectivamente, en dos días se llegaron a dar 1.200 plazas. Se veía venir, aunque su frase favorita es ‘no será tanto como decís’. Cuando habían entrado 30.000 plazas le dimos una voz de alarma, se lo volvimos a decir, pero siguieron sin hacer nada. Impasibles. Incluso el propio Consell d’Eivissa les pidió que hicieran una moratoria. Gabriel Barceló se dedicó a ir a diferentes actos de Més en los pueblos y nosotros le escuchamos recomendar que presentaran las peticiones de licencia con celeridad, antes de que se aprobara la modificación de la ley. Así, se aumentaron 60.000 plazas de las que unas 40.000 son de alquiler turístico. La realidad es que iniciamos esta legislatura con 280.000 plazas turísticas en Mallorca y la acabaremos con 400.000.

- ¿El aumento de plazas comporta más turistas o la legalización de plazas ilegales?
- Hay plazas que ya existían, pero estaban en el mercado negro. Otras, son nuevas.

- Fundamentalmente, son plazas de turismo de calidad.
- El turismo de calidad consume seis veces más agua que los ‘hooligans’. En términos medioambientales, el turista de calidad… Quizás deberíamos hacer los números otra vez. Habríamos de encontrar una fórmula para potenciar el turismo que genera menos impacto.

- ¿Tiene Terraferida tirria a los turistas? ¿Está en contra de los turistas?
- No. No conozco a nadie que tenga rabia a los turistas.

- Pero la turismofobia es un concepto que ha puesto de moda Terraferida.
- No, de ninguna manera. El concepto de turismofobia se lo inventó el PP de Madrid a mediados de verano.

- En todo caso, ¿no tenéis nada contra el turismo?
- Nada de nada. Al contrario. Que haya turismo significa que tienes unos valores que merecen ser visitados. Ahora bien, si con 14 millones de turistas no somos capaces de vivir bien es que alguna cosa no estamos haciendo bien.

- Es decir, que no porque vengan más turistas vivimos mejor.
- Evidente. En 12 años, prácticamente, se ha doblado el turismo, pero nuestro PIB per cápita en comparación con otras comunidades autónomas ha caído varias posiciones. Hemos pasado de la segunda posición a la séptima. El economista Antoni Riera, por ejemplo, hace años que está avisando de que más no significa mejor.

- ¿Cuál es la solución? ¿Limitar el número de turistas?
- Se puede limitar el número de turistas haciendo urbanismo. Una de las pocas cosas buenas que tiene la Ley del Turismo es que se eliminan las excepciones que permitían nuevas plazas. Quedan unas 43.000 plazas turísticas en la bolsa. Nosotros proponemos que se elimine, que no se den más plazas. Ni una más.

- ¿Y las plazas que se den de baja?
- La bolsa debe eliminarse, ponerse a cero y nutrirse de las plazas que se den de baja. Aplicar el famoso 2x1: que para obtener una plaza turística tengas que comprar dos. De esta manera se podría conseguir un pequeño decrecimiento. El límite de turistas ha de llegar por aquí.

- ¿Cuál es vuestra postura sobre el alquiler vacacional?
- Habríamos tenido que fijar un techo de plazas de alquiler vacacional mucho antes. Ahora no debemos legalizar ni una plaza más. El Consell medita si debe hacer una o dos bolsas de plazas, una hotelera y otra para el alquiler vacacional, y nosotros pensamos que no debe darse ni una plaza más de alta si no se dan dos de baja.

- Pero el alquiler vacacional democratiza los beneficios del turismo.
- Es así, aunque a los desahucios provocados por el incremento del precio del alquiler no creo que se les pueda decir que los beneficios del turismo se están repartiendo de forma más equitativa. Democratiza para los propietarios, pero los que no lo son…

- ¿Qué debe mejorarse de la Ley del Turismo aprobada?
- Habría de incorporarse el 2x1. Es decir, que se hayan de dar de baja dos plazas para poder optar a una nueva. Es la única forma de estabilizar el crecimiento turístico y caminar hacia el decrecimiento. Debe prohibirse por completo el alquiler turístico en plurifamiliares. Además, se coló una disposición adicional que es lo peor de la ley turística. Es terrorífica. Permite aumentos del 10% del volumen en los hoteles, pero también en todo tipo de edificaciones turísticas. Cuando hablamos con Gabriel Barceló para que el Govern adoptara medidas urbanísticas nos dijo que quería ser muy respetuoso con las competencias del Consell. Ahora, nos encontramos que la ley turística permite saltarse todas las normativas. Es tremendo. Además, y por si no fuera suficiente, la disposición adicional dice que se considerarán legales los edificios turísticos que estén inscritos en Turisme. Es increíble, porque la Conselleria no mira si los edificios son legales. Si el propietario de un edificio ilegal pide acogerse a la modernización podría quedar legalizado. Criticabamos que Delgado o Company hicieran urbanismo desde Turismo o Agricultura, y ahora Barceló hace lo mismo.

- Coincidís con el Partido Popular en prohibir el alquiler vacacional en plurifamiliares.
- El PP lo prohibió por completo, pero después lo permitía ya que no lo perseguía. El PP parece que ahora está cambiando su postura.

- ¿Y la zonificación?
- La zonificación está pensada para la bolsa de plazas, que nosotros creemos que debe suprimirse.

- Se ha hablado mucho de masificación, ¿es una realidad o una sensación?
- Es una realidad. El Índice de Presión Humana da miedo. El año pasado superamos por vez primera los dos millones de personas.

- ¿Desestacionalizar es el gran reto?
- Es la gran trampa. Repartir los turistas nos convendría, pero desestacionalizar se ha convertido en que vengan más turistas durante los meses que no son temporada alta.

- ¿Puede ponerse coto al incremento constante de coches de alquiler?
- Sin duda, nosotros propusimos el año pasado una tasa para los coches de alquiler. Nos parece necesario.

- ¿Cómo valoran el incremento del impuesto a las estancias turísticas?
- Debería multiplicarse por cuatro.

- ¿Por cuatro?
- Por cuatro o por cinco.

- ¿No es mucho?
- ¿Cuánto ha subido el precio de las habitaciones? Y los turistas continúan viniendo de forma masiva. Sería una fórmula para eliminar un segmento de turismo que no nos interesa para nada.

- ¿No es un poco exagerado?
- De alguna manera hemos de pagar sus desaladoras. A los residentes nos bastaba el agua que teníamos. Y también hemos de pagar carreteras... La realidad es que pese a las excelentes temporadas turísticas este año se ha incrementado el número de barracones en las escuelas.

- ¿Cómo valoran la limitación del número de autocares que pueden ir a Formentor o la previsible regulación del número de vehículos que podrán ir a Formentor la temporada que viene?
- El debate de la masificación pasa por limitar plazas turísticas y limitar plazas residenciales. El resto es hablar por hablar. Consideramos normal que el Plan Territorial permita llegar hasta los 3 millones de plazas entre turísticas y residenciales. Es una barbaridad.