Veinte años de moda en Palma

| | Palma |

Valorar:
preload
Pedro Mesquida, en la tienda del número 5 de Jaume II.

Pedro Mesquida, en la tienda del número 5 de Jaume II.

08-02-2016

Pedro Mesquida es el alma de Xino’s. Y el propietario. Es un enamorado de su trabajo, de la moda y un convencido defensor del comercio de proximidad. Hoy mantiene cuatro tiendas abiertas y su intención es estar siempre atento al mercado por si surgen oportunidades para crecer. Palma es su credo, aunque confiesa que puede abrir próximamente en una zona turística. Los cuatro locales comerciales son alquilados "porque comprar es imposible". Lamenta el continuo ascenso del precio de los alquileres y explica cómo ha ido ampliando su primer local. "De cuatro locales he hecho uno solo en 20 años", recuerda orgulloso.

Defiende con vehemencia los negocios tradicionales y asegura que las grandes superficies, las tiendas de una sola marca o las franquicias dan un carácter uniforme a las ciudades. Reivindica así la especificidad e insiste en poner en valor la bondad de su plantilla de trabajadores.

Tradicionalmente los dos grandes valores de todo comercio con voluntad de supervivencia son el trato personal al cliente y una oferta de productos peculiar y variada.

Pedro Mesquida resuelve la primera gran incógnita respecto a su negocio. "¿Xino’s? El nombre viene del pantalón chino. Lo intentamos registrar de diferentes maneras, pero no lo conseguimos. Finalmente, pudimos registrar Xino’s", explica Mesquida, que continúa explicando la historia de la nomenclatura de los típicos pantalones. "Al comenzar la Segunda Guerra Mundial, los americanos necesitaban un pantalón para los pilotos de caza. Querían una prenda cómoda y resistente. Estados Unidos se quedó sin algodón y los tuvieron que encargar a China. Una vez fabricados, los soldados decían que llegan los chinos", afirma.

Mesquida, de hecho, es un enamorado de los pantalones chinos, que acostumbra a lucir. Además, sus tiendas acogen, probablemente, el mayor surtido de pantalón chino de Mallorca, tanto en marcas como en tipos de tela.

Xinos celebra ya su vigésimo aniversario. Su trayectoria no ha sido fácil, especialmente desde la llegada de la crisis. "Hace ya poco más de veinte años que trabajaba como jefe de compras en el grupo Roxa. La verdad es que estoy muy agradecido a la familia Rosselló porque aprendí mucho en aquellos años, pero llegó un momento en el que consideré que debía dar un paso adelante, que no podía quedarme estancado. Y decidí instalarme por mi cuenta", asegura, al tiempo que recuerda que su primera tienda se ubicó en un pequeño local de 70 metros cuadrados en la calle Jaume II.

"Fue en el número 5 y funcionó muy bien desde el primer momento. Tres años después decidí abrir un segundo local y nació Stone, que se encuentra en la calle Brossa", afirma. Y tres años más tarde nació Donna de Xino’s, que también se encuentra en Jaume II.

El camino de Xino’s en sus veinte años de existencia no ha sido fácil. La trayectoria de la empresa no ha estado exenta de curvas y socavones. Xino’s abrió en la calle Oms, pero al acabar el contrato de alquiler decidió no renovar.

Mesquida aprovechó también la oportunidad de abrir en Jaume III, todo un lujo. La inversión fue importante y la apuesta fue arriesgada. "Abrimos, prácticamente, con el inicio de la crisis y la mantuvimos abierta durante cinco años", afirma Mesquida, que recuerda que "el local está situado en la parte superior de la calle y mucha gente ya no llegaba hasta allí". La historia acabó cuando un buen amigo le hizo una buena oferta y se quedó con el local. La cuarta y última tienda que Xino’s tiene hoy abierta se encuentra también en Jaume II.

PÚBLICO. Xino’s mantiene cuatro tiendas abiertas con un target diferenciado. "Xino’s es una tienda dirigida a un público joven de cualquier edad. Es decir, joven de espíritu", afirma Mesquida, que recuerda que se trata, como todos sus comercios, de una multimarca en la que abundan los productos en exclusiva. "Nuestra apuesta siempre es el producto", asegura.

Stone también está dirigida a un público joven, aunque el producto es más formal que en Xino’s. "Es una tienda muy especializada en pantalones chinos y en americanas sport", argumenta Mesquida que insiste en que Stone "es para hombre que quieren vestir sport, pero elegante".

Juana Mari Coll, esposa de Pedro Mesquida, es la responsable de Donna La Argentina, que está dirigida a una mujer urbana y trabajadora.

Finalmente, la tienda Xino’s, situada en el número 23 de Jaume II, tiene la misma filosofía que Xino’s, pero con un precio inferior. "Son marcas a un precio más asequible", asegura.

El mundo del comercio y de la moda han cambiado de forma sustancial en los últimos 20 años. "Los pantalones chinos, por ejemplo, se han convertido en una prenda obligada de fondo de armario como pueden ser dos camisas blancas, dos tejanos o dos polos", asegura Mesquida.

No duda en criticar a las grandes superficies y a los centros comerciales, reiterando su fe en la proximidad como un elemento fundamental. "Las grandes superficies y centros comerciales nos están hundiendo, pero no solo a nosotros, sino a la ciudad. Muchas de las tiendas que hay en Palma son exactamente iguales que las de otros lugares. En este sentido, una ciudad ejemplar es Bruselas, puesto que casi todas los comercios son multimarcas, con estilo propio", afirma.

Mesquida asegura que los turistas que llegan a Mallorca también desean ver tiendas y se muestra convencido que a nadie le gusta encontrarse el mismo comercio que tiene en su ciudad. Asegura que en alguna oportunidad le han ofrecido abrir una tienda en un centro comercial, pero que siempre lo ha rechazado. "Tuve la oportunidad de estar en un gran centro comercial, pero visité algunos en la Península y es fácil darse cuenta de que todo son comercios monomarca. Es decir, que mi tipo de negocio no encaja", explica.

El futuro es apasionante, pero Mesquida está convencido de que no será fácil y que insistir en la especialización será vital. "Será difícil sobrevivir. Deben adoptarse medidas drásticas para evitar un desastre. Ya no pueden abrirse más tiendas ni más hoteles. Estamos saturados. El número de metros comerciales se ha multiplicado en los últimos años y hemos llegado al límite. En verano, todo el mundo vive, pero el invierno es muy duro. El último ha sido el más complicado de la historia. No recuerdo nada igual", manifiesta.

Las tiendas de Xino’s tienen una clientela muy fiel, aunque en verano los turistas constituyen el público habitual, con un elevado número de repetidores.

La empresa no cuenta, de momento, con una tarjeta de fidelización, aunque emplea las redes sociales como un elemento vital de contacto permanente con los clientes. Es una forma de mantenerlos informados de novedades y promociones.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Lluc
Hace 4 meses

Tenc record daquest senyor a linstitut i no es pot dir res de bo de la seva actitud amb els companys. Quina llastima...

Valoración:1menosmas

Rubio
Hace 4 meses

Y en el camino nos dejamos la humildad y nos creció el ego de manera exponencial. Una pena

Valoración:5menosmas

kose
Hace 4 meses

Pepet,això és una notícia o es publicitat?

Valoración:7menosmas

Joan
Hace 4 meses

Com pot ser que aquesta marca comercial fes campanya pel PP si aquest partit és el que ha permès que s'obrin totes les grans superfícies que han volgut i és el gran enemic del petit comerç?

Valoración:3menosmas

veinat
Hace 4 meses

si fermina, todo eso está muy bien.. pero al buen precio que debe conseguir la ropa ya se podría haber puesto unos pantalones nuevos. que esos ya están rotos..

Valoración:5menosmas

Fermina
Hace 4 meses

Un excelente equipo de ventas, un producto excelentemente seleccionado, tiendas impecables, una gozada!!

Valoración:0menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1