El COPIB advierte la necesidad de abordar un Plan de Salud Mental autonómico para prevenir el suicido

| Palma |

Valorar:

El Col·legi Oficial de Psicologia de les Illes Balears (COPIB) ante el aumento de suicidios registrados en las Islas durante los últimos años se ha mostrado preocupado, y advierte la urgencia de abordar un plan de salud mental autonómico para prevenir de manera eficiente estos casos, impedir que su número vaya en aumento y erradicar el estigma que sufren las personas afectadas por algún tipo de trastorno mental asociado, según fuentes del COPIB.

El suicidio se ha convertido en la segunda causa de muerte entre personas de entre 15 y 29 años, siendo una de las principales causas de fallecimiento no natural, por delante de los accidentes de tráfico.

Balears se situaba en el 2013 -último año del que se tienen cifras oficiales- como la cuarta región que había registrado más casos de personas que atentaron contra su propia vida. Además, los trastornos mentales asociados como la depresión son una de las tres primeras causas de discapacidad del mundo. Según datos publicados en el INE, el 14% de los balears cursaron alguna vez baja laboral por depresión, estrés o cuadros de ansiedad generalizada,

La institución colegial defiende que la administración no puede dar la espalda al grave problema de salud pública que representan el suicidio y la depresión en las Islas.

«La elevada tasa de suicidio en la Comunidad exige una mayor celeridad en la toma de decisiones de las instituciones autonómicas responsables», afirman los especialistas y señalan la conveniencia de «crear grupos de trabajo específicos que analicen la situación actual de la salud mental en las Islas y formulen estrategias en tres ejes: acciones de prevención, detección precoz y abordaje de la conducta suicida con el objetivo de disminuir la tasa de suicidios; prestar una atención sanitaria adecuada a los trastornos mentales específicos, con medidas que permitan una detección y abordaje tempranos de los mismos, mejorar la atención a las poblaciones vulnerables o en riesgo y la atención a la cronicidad; medidas de atención e intervención con las familias, y por último, acciones informativas y de concienciación social que permitan erradicar el estigma que pesa sobre las personas que sufren algún tipo de enfermedad mental», señalan desde el COPIB.

La carencia de planes institucionales en torno a esta cuestión, y el hecho de mantener a las víctimas en la espiral del silencio y de la vergüenza, son en opinión de los profesionales de la psicología en Balears dos factores que perpetúan el problema y que tienen que abordarse, tal y como marcan las nuevas directrices de las directrices que pueda marcar el Estado a través del Sistema Nacional de Salud.

«El aumento de suicidios y la mayor incidencia de trastornos afectivos en los últimos años es un indicador del fracaso de nuestra sociedad de proteger y cuidar a sus miembros», advierten y añaden que «un tratamiento responsable de estos temas en los medios de comunicación es clave para conseguir agitar las conciencias y sensibilizar a la población».

La OMS califica el suicidio de epidemia y considera la prevención como una de las principales líneas principales de actuación para combatirla en los planes de Salud Mental. En concreto, la organización urge a incorporar tratamientos para las personas con trastornos mentales, en especial depresión, alcoholismo y esquizofrenia, y a fomentar un tratamiento responsable del

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.