Tablas en la batalla de Santa Eulària

| | Eivissa |

Valorar:
preload
Momento en el que Ortiz se adelanta a Crespo para marcar el primer gol del encuentro..

Momento en el que Ortiz se adelanta a Crespo para marcar el primer gol del encuentro..

15-09-2018 | MOHAMED CHENDRI

PEÑA DEPORTIVA: 1

CD IBIZA: 1

No fue un partido bonito. No pasará a la historia porque se haya jugado un fútbol de precisión. Ayer en Santa Eulària fue una batalla en la que el balón estuvo más tiempo por el aire que en el suelo. Una lucha sin cuartel en un partido muy intenso, con muchas faltas y protestas. Acciones precipitadas, errores en la ejecución y mucha tensión. Todo eso fue lo que vieron los espectadores que se acercaron ayer al municipal de la Villa del Río. Esto también es fútbol.

El partido se presentaba como un derbi entre dos equipos llamados a estar en la parte alta de la tabla. Por un lado, la Peña Deportiva que llegó a la cita con una hoja inmaculada: cuatro partidos, cuatro victorias y cero goles encajados. En el otro, el CD Ibiza. Los rojillos no quieren hablar de play off, pero lo cierto es que por nombres, el objetivo no puede ser otro. Un equipo en formación que puede competir contra todos.

Los primeros minutos fueron de tanteo con una pequeña superioridad por parte de la Peña, pero con el paso del tiempo los de Raúl Casañ perdieron sus señas de identidad y entraron en un partido de choque y disputada donde el CD Ibiza se encontraba más cómodo. Poco a poco los rojillos se fueron haciendo con la manija del partido. En el 15, a la salida de un córner, Pau Pomar cabeceó alto en la primera ocasión del partido.

Las ocasiones brillaban por su ausencia en Santa Eulària. La primera parada de un portero llegó en el 41. Marcos Contreras se lució en un remate de cabeza de Adrián Rosa en una falta lateral.

En la jugada siguiente, Ortiz en un córner se adelantó a Crespo en el primer palo para poner la espuela y romper la racha de imbatibilidad de la Peña. Antes del descanso, Andrada pudo igualar, pero su disparo fue fácil para Contreras.

En la segunda mitad, los locales salieron a intentar hacer su juego. Tocar y mover con velocidad el balón. Así en el 48, el balón le llegó a Pipo que se marchó en velocidad de Devesa y puso un balón atrás. Toco en la mano de un defensa y el rechazo le llegó a Andrada que ahora sí, rompió el balón para meterlo en el marco de Contreras.

Con el empate fueron los mejores minutos de la Peña. Con el paso del tiempo el partido se volvió a ensuciar. Llegaron las faltas, las disputas y el balón volvió a estar más tiempo en el aire que en el suelo. Fran Núñez tuvo la victoria en el 80. El contraataque pedía que finalizase él, se la quiso dar a Nacho y la jugada se fue al limbo.

El resultado no deja contento a ninguno, pero tampoco sabía mal. La Peña ya no cuenta sus partidos por victorias, pero sabía que tarde o temprano iba a pasar. El CD Ibiza saca un punto en casa del líder. Hace dos semanas en Son Bibiloni se llevó otro. Dos puntos en casa de dos de los rivales más temibles empieza a ser una buena carta de presentación para los de Puma.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.