Motor | Enduro de Sant Carles | La Crónica

Territorio pitiuso

|

Valorar:
preload
Jordi Roig, del Motoclub de Formentera i Eivissa, encabeza la competición en la división B.

Jordi Roig, del Motoclub de Formentera i Eivissa, encabeza la competición en la división B.

14-11-2017

Los pilotos ibicencos brillaron con luz propia en el Enduro Festes de Sant Carles, prueba organizada por el Motoclub de Formentera i Eivissa y puntuable tanto para el Campeonato Pitiuso como para el de Balears, dejando claro que esta especialidad en Sant Carles es territorio pitiuso. En el evento tomaron parte 32 pilotos repartidos en cuatro categorías.

En la división B, la sénior, el experimentado piloto Jordi Roig, que lleva varios años apartado de la competición, marcó la mejor pasada en la primera manga, aventajando en nueve segundos a Adrià Costa. Ambos se fueron distanciando poco a poco del resto de rivales. En la segunda manga se invirtieron los papeles y fue Adrià el que marcó el mejor tiempo, sacando 15 segundos a Jordi. En la tercera cita, Roig realizó su mejor manga. En la cuarta y última volvió a ser el mejor y se adjudicó la victoria con un tiempo de 26’43’’. Costa fue segundo a 11 segundos. Juan Antonio Torres completó el podio (27’24’’).

En la categoría A, la júnior, Mateu Tur Costa fue poco a poco sacando segundos a sus rivales, realizando todas las crono sin apenas cometer fallos. Se hizo con el título con un tiempo final de 27’30’’, aventajando en 1’32’’ al segundo clasificado, Rafael Riera Torres (29’03’’). Tercero fue Andreu (29’16’’).

En la división C, para veteranos de 35 a 45 años, Agustín Ribas se subió a lo más alto del podio con un crono de 29’24’’. Javier Plata acabó segundo con una marca de 29’48’’. Mauro Broglia finalizó en el tercer lugar con un registro de 29’50’’.

Por último, en la categoría D, para pilotos de más de 45 años, Juan Carlos Llantada acabó primero con un crono de 30’13’’, seguido de Brian Reynolds (33’25’’), segundo, y Joaquín Marí Serra (33’56’’), tercero.

Además de la prueba de enduro, se utilizó un tramo de la primera cronometrada, situado en Cala Boix, para que los pilotos de la Escuela de Motociclismo de Ibiza realizaran un entreno en un trazado y un terreno completamente distinto a lo que están habituados. Una docena de jóvenes pilotos disfrutaron así sobre sus motos de 65 cc y 85 cc.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.