Regreso al pasado

Una sirena alada

| | Eivissa |

Valorar:
preload
Olga Fita, en acción durante una sesión de kitesurf.

Olga Fita, en acción durante una sesión de kitesurf.

21-04-2017

Olga Tur Guasch, más conocida como Olga Fita, decidió en 2010 dejar su cola de sirena y ‘humanizarse’ definitivamente después de haber sido toda una reina del mar. Su periplo a nivel profesional por el mundo del kitesurf, un deporte extremo de deslizamiento sobre el agua en el que el viento propulsa una cometa de tracción, no fue muy largo, pero lo suficiente como para estar en el top ten mundial.

Su inmersión en este mundillo fue prácticamente casual. No le venía de familia ni nada por el estilo. “Recuerdo quedarme embobada en las tiendas de surf mirándolo todo. Siempre fui una gran soñadora. Con tres o cuatro años ya había elegido mi colgante favorito. Era blanco, de conchitas, y no me lo quitaba por nada del mundo. Es curioso, ya que en mi casa ninguno se había dedicado nunca a esto», confesó hace siete años a Última Hora Ibiza al recordar sus inicios.

Sus primeros pinitos los hizo en windsurf, pero se topó con un problema a nivel competitivo que le hizo apostar por el kite. Éste no era otro que la falta de practicantes femeninas a nivel balear, por lo que la cita autonómica carecía de oficialidad al requerirse un mínimo de cinco participantes. Fue entonces cuando decidió emprender rumbo a Tarifa para realizar un curso de kitesurf.

La pasión por surfear sobre una cometa fue a más y en 2009 cosechó grandes éxitos. No en vano, esta especie de sirena voladora se proclamó campeona de España amateur y subcampeona nacional absoluta dentro de la modalidad de free style. Posteriormente dio el salto a nivel internacional para tomar parte en diferentes pruebas del Kiteboard Pro World Tour (KPWT), en concreto en las de Marruecos, España y Brasil. Sus actuaciones le permitieron finalizar sexta en el circuito de free style y séptima, en el de olas.

Olga Tur, que sigue vinculada al mundo del deporte, cerró así su andadura en la elite del kitesurf, en la que tuvo el privilegio de codearse con deportistas de la talla de Gisela Pulido. Ahora, vive el deporte desde otra perspectiva, pero, eso sí, sin dejar de lado su pasión por las olas.

LA FICHA

DNI. Olga Tur Guasch, más conocida como Olga Fita, es una ibicenca que tuvo el privilegio de codearse con las más grandes del mundo en la especialidad de kitesurf.

TRAYECTORIA. Después de comprobar que a nivel balear no había suficientes deportistas femeninas en surf, apostó por pasarse al kitesurf. Tras realizar un curso en Tarifa y mejorar con cada entrenamiento, en el año 2009 recogió sus frutos en forma de campeona nacional amateur y subcampeona de España absoluta. En 2010 fue sexta del mundo en free style y séptima, en olas.

EL PERFIL. Hizo sus pinitos como modelo y practicó otros deportes como el voleibol y el tenis, en el que llegó a ser campeona balear alevín.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.