La evolución de la obra de Carloandrés llega hasta la esencia de la pintura

| Ibiza |

Valorar:
preload
Las obras de Carloandrés estarán expuestas en Es Polvorí y el Refectorio del Ayuntamiento hasta el 30 de agosto.

Las obras de Carloandrés estarán expuestas en Es Polvorí y el Refectorio del Ayuntamiento hasta el 30 de agosto.

03-08-2018 | J.T.

Este viernes, en el marco de Les Festes de la Terra, se inauguraron dos exposiciones simultáneas del recién fallecido y reconocido pintor Carloandrés, de origen y formación valenciana, y que residió en Ibiza durante sesenta años, en el Refectori del Ayuntamiento de Eivissa y en Es Polvorí. Ambas podrán visitarse hasta el próximo 30 de agosto.

A dichas inauguraciones asistieron un gran número de personas, entre ellas, familiares, amigos, artistas y autoridades entre las que se encontraba Fanny Tur, la consellera de Cultura, Participació i Esports del Govern balear, el alcalde de Vila, Rafa Ruiz , el concejal de Cultura de Vila, Pep Tur y Joan Ribas, el conseller de Benestar Social.

El 2 de agosto se le concedió la Mención Honorífica Especial 2018, a título póstumo. En la sala del Refectori encontramos un panel con dos citas de dos de sus críticos y amigos, el Marqués de Lozoya y José Hierro, quienes escriben de su obra que «es interesante y seria, y una tentativa de volver a la realidad ‘no haciendo’ el abstracto, sino enfrentándose a las formas de la vida», y que «Carloandrés ha tenido el acierto de la fidelidad a su propia alma y por eso su obra tiene un valor que permanecerá, mientras veremos como se hunden en los abismos del olvido las creaciones de muchos seducidos por los cantos de sirena de críticos y marchantes».

Las exposiciones corresponden a dos períodos. El primero es una retrospectiva, desde la llegada a Ibiza del pintor en 1958 hasta la última muestra, que se realizó en 2011 en el Centro Cultural S’Alamera. El segundo comprende las obras realizadas desde 2011 hasta la actualidad.

Andreu Carles López, hijo del pintor y comisario de la exposición, en su intervención en el Refectorio destacó que su padre «quería mostrar que era un pintor activo que seguía trabajando; siguió pintando, a pesar de su avanzada edad, hasta unos meses antes de su muerte, y él le propuso no solo mostrar las obras recientes sino también aquellas obras que se han convertido en un documento histórico de Ibiza de lugares que ya no existen o que evocan recuerdos a los ibicencos y así es como nació esta doble exposición: ‘Carloandrés a Eivissa. 1958 – 2018’.

Andreu Carles López comentó a Periódico de Ibiza y Formentera que «la primera etapa era más paisajista, considerándolo un paisaje vital y humano pero la segunda más introspectiva y de estudio en la que buscaba reflejar la esencia de la pintura, así como la primera era más matérica y con más textura, en donde aplicaba la técnica del óleo en soplete inventada por él mismo, para dar más volumen, la segunda era la pintura por la pintura, se centraba en el estudio del volumen y el espacio».

El comisario también agradeció la colaboración del Ayuntamiento de Eivissa, el patrocinio de la Conselleria de Cultura, Participació i Esports del Govern balear, el Institut d’Estudis Baleàrics y la Fundació Baleària. Finalmente, agradeció el esfuerzo y la colaboración de coleccionistas privados y familiares que habían aportado muchos de los cuadros expuestos.
De esta exposición se realizará un catálogo y posteriormente itinerará a Mallorca y a Valencia

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.