Los vecinos de Jesús y Ca na Negreta plantean sus dudas sobre el proyecto

| Eivissa |

Valorar:
preload
Reunión en el Centro Cultural de Jesús para explicar las obras de la carretera C-733.

Reunión en el Centro Cultural de Jesús para explicar las obras de la carretera C-733.

14-06-2018 | Marcelo Sastre

Cerca de 150 vecinos de Jesús y Ca na Negreta participaron ayer en una reunión informativa para explicar las obras de desdoblamiento de la carretera C-733 y la nueva variante de Jesús, en el centro cultural de la localidad. Los asistentes pudieron conocer el desarrollo cronológico del proyecto, el resultado final planteado y el plan de comunicación que se realizará durante la ejecución de las obras. Los ponentes fueron los responsables de Vielca ingenieros, autores del proyecto; y de la UTE de Hnos Parrot y Tecopsa, que será la encargada de ejecutarlo. En la mesa de ponentes también estuvieron la consellera de Territorio y Movilidad, Pepa Marí, y el director insular del departamento David-Aarón López.

Antes de iniciar la reunión informativa los vecinos se agolparon frente a los siete paneles con planos de la obra en escala 1:2000 del detalle, y 1:10.000 de la vista global. Todos buscaban en qué lugar estaban sus casas y se planteaban cómo les afectarán las obras y el resultado de las mismas.

Inquietudes vecinales

Tras la explicación del proyecto, durante la que se pudo ver un video con una recreación de las obras e imágenes de satélite en las que se había representado cómo quedará la zona cuando se terminen las obras en 18 meses, se inició el turno de preguntas para los asistentes.

Una de las principales inquietudes de los vecinos fue si se eliminaría el tráfico pesado de Jesús. Un asistente quiso saber si se cerraría el acceso al barrio de Can Cirer por la calle Falcilla, por el que ahora pasa la mayoría del tráfico pesado. A ello se respondió que en algún momento se cerraría, pero que se mantendrá abierto mientras el desarrollo de las obras lo permita. Otro vecino se interesó por si se prohibirá el paso de vehículos pesados por Jesús, a lo que el director de territorio y movilidad contestó que, si bien no habrá una prohibición, el hecho de que el tráfico por la variante sea más fluido lo hará más atractivo para estos vehículos.

Dos personas entre el público mostraron sus dudas respecto a este proyecto como una solución para el tráfico de la carretera C-733. Uno de ellos indicó que a su parecer sólo «habrá una cola de coches más corta», mientras que el otro consideró que el proyecto debería haberse hecho desde Ibiza hasta Santa Eularia. Tanto la consellera como el director insular respondieron que se trata de un proyecto concreto para mejorar la circulación en un punto concreto, y que el problema de tráfico en la isla requiere un trabajo a más a largo plazo para lograr una solución, pero este proyecto, en el que se trabaja desde 2009, supondrá desde luego «una mejora».

Otra de las inquietudes de varios vecinos fueron referidas a las obras que se harán junto a la escuela, donde se instalará un parking. Una de las vecinas se interesó por su capacidad, que será de 92 plazas, más de las que se planteó en un principio para poder abarcar la cantidad de vehículos que acudan al centro en hora punta. Otra de las cuestiones fue referida a la estrechez del camino de acceso al colegio, para el que se pidió que se ampliara más de lo que está proyectado. También hubo quejas respecto a la pantalla acústica que se instalará en esa zona, que deja un aspecto de «polígono industrial», dijo una asistente, y que además supondrá cierto aislamiento para una parte del pueblo.

Otras dudas fueron referidas a temas como el impacto visual de la carretera, que se considera que será muy grande a pesar de las pantallas vegetales proyectadas; el recorrido de los carriles bici, o la situación de Ca na Negreta. Los vecinos del barrio pidieron que el desvío proyectado para la carretera fuera más cercano a la zona, algo a lo que la consellera contestó que se había llegado a un término medio entre lo que pedía Patrimonio y Medio Ambiente, más lejos, y la petición de los vecinos.

Al final de la reunión tanto los cargos del Consell como los responsables de las empresas conversaron con los vecinos para tratar temas concretos y se les entregó flyers con la información de contacto.

Comunicación

La reunión de ayer forma parte del plan de comunicación ideado por la empresa adjudicataria de las obras en el que también se incluye la creación de una página web (www.obrimcamins.info) a través de la cual se informará de todas las incidencias de los trabajos con una antelación de al menos 48 horas, se podrán seguir los avances de las obras o enviar sugerencias. También se han abierto perfiles en las redes sociales Twitter y Facebook (@ObrimCamins), se ha dispuesto un número de teléfono de atención a la ciudadanía (650 610 074) y que estará preparado para recibir consultas por WhatsApp las 24 horas del día. Además, también habrá un técnico durante la jornada laboral que atenderá de manera presencial las dudas de los ciudadanos que se acerquen hasta las instalaciones auxiliares de obra situadas en el Camí des Pedrisset, detrás de Can Toni.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.