Los pacientes derivados para operarse a Palma por el cierre de quirófanos ya se elevan a ocho

| Eivissa |

Valorar:
preload
Uno de los quirófanos de Can Misses, en una imagen de archivo

Uno de los quirófanos de Can Misses, en una imagen de archivo

30-10-2015

El cierre de los quirófanos del bloque quirúrgico de Can Misses supuso ayer un nuevo traslado al hospital Son Espases, el octavo que se deriva a Mallorca desde la clausura tras la aparición del tercer foco de moscas. El traslado fue por un paciente de Traumatología. Además, se realizó otra intervención urgente de esta especialidad en el quirófano que está operativo en el hospital Can Misses.

La intención es que seis de los ocho quirófanos que conforman el bloque quirúrgico de Can Misses vuelvan a estar operativos a partir de principios de la semana que viene para realizar intervenciones urgentes y se vaya asumiendo la actividad programada, preferentemente oncológica, para evitar derivaciones a otros hospitales.

Desde la clausura han sido ocho los pacientes derivados a Son Espases y otros dos a la Policlínica del Rosario y 139 las intervenciones quirúrgicas canceladas.

Una vez realizado el sellado de los seis quirófanos se realizará una limpieza exhaustiva de la zona. El siguiente paso es la toma de las muestras biológicas para determinar si los quirófanos están limpios y operativos para reanudar su actividad. Cuando se tomen las muestras, tiene que pasar un plazo de 48 horas para comprobar los resultados por lo que si salen negativos se podrán abrir a partir de principios de la semana que viene. En caso negativo, se tendrá que volver a realizar una limpieza exhaustiva. El análisis microbiológico se realizará por el comité de enfermedades infecciosas que dirige el jefe de Microbiología, Javier Sánchez.

Las obras en el bloque quirúrgico seguirán con una revisión de los dos quirófanos restantes, una serie de cambios en la zona como la ampliación y mejora de los vestuarios y otras actuaciones como el aislamiento de fachada y la retirada de la cubierta vegetal que hay sobre los quirófanos para evitar filtraciones externas. Todos los trabajos han contado con la supervisión directa de los técnicos del Área de Salud de Ibiza y Formentera, del Ibsalut y técnicos externos e independientes de un estudio de ingeniería y arquitectura especializado en la construcción de quirófanos. El Área de Salud ha asumido la gestión del servicio de mantenimiento y limpieza que lleva la concesionaria tras la aparición del tercer foco de moscas en el bloque quirúrgico del hospital que se puso en marcha hace poco más de tres años.

Durante esta semana y la pasada se han desplazado al Hospital Can Misses para supervisar y coordinar las actuaciones un ingeniero de la Subdirección de Infraestructuras y un técnico de infraestructuras del Servei de Salut, asi como el el director asistencial, Nacho Garcñia, el subdirector Asistencial de hospitales, Francisco Cárceles, el secretario general Manuel Palomino y el director general del Servei de Salut, Juli Fuster.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.