Mon Ibiza

Los encantos de la isla en invierno

| Eivissa |

Valorar:
preload
Imagen de una de las salas de exposición del MACE, en Dalt Vila.

Imagen de una de las salas de exposición del MACE, en Dalt Vila.

24-01-2016

El clima mediterráneo nos brinda la oportunidad de seguir disfrutando del buen tiempo y con ello, de las maravillosas excursiones que podemos realizar en nuestra querida isla. Si el domingo pasado os proponía cinco lugares que redescubrir, hoy seguimos con cuatro nuevos rincones para disfrutar de todos y cada uno de ellos.

Almendros en flor

No podría empezar la lista de hoy sin encabezarla con una de las excursiones más esperadas para estas fechas. Esta época del año se convierte, para muchos, en la más especial. Ibiza siempre es hermosa, pero en algún momento en concreto y en un lugar específico, su belleza aumenta para convertirse en única. Sí, hablamos de Santa Agnès, el Pla de Corona y los almendros en flor. Es a finales de enero cuando este pequeño pueblo tiñe sus campos de blanco gracias a los increíbles almendros que habitan en su preciosa llanura.

Uno de mis planes preferidos para poder disfrutar al máximo de estos encantos naturales es planear con los amigos y con la familia, un divertido picnic bajo cualquiera de sus almendros en flor. Otra fantástica opción es saborear la famosa y exquisita tortilla del mítico bar C’an Cosmi.

Por otro lado, ya que nos ubicamos en Santa Agnès os propongo otra excursión interior que os llevará a Es Broll de Buscastell. Una fuente de agua natural que proviene de un manantial subterráneo naciente del torrente que le da nombre. Un precioso valle, considerado el mayor humedal de la isla que cuenta con casi 5 kilómetros de tierras de cultivo separadas por acequias y albercas naturales. Piérdete por sus caminos, rodéate de naturaleza y disfruta del silencio y la paz que nos brinda este lugar.

‘Time and Space’

Cambiamos de ubicación y de ruta para viajar a otro planeta sin tener que salir de la isla gracias al artista australiano Andrew Rogers. Por deseo de Guy Laliberté, fundador y director ejecutivo de Cirque du Soleil, se construyó una espectacular obra que se encuentra en Cala Llentia. Cuenta con 13 monolitos de basalto de entre 10 y 20 metros de altura, el más grande, en el centro, tiene un baño de oro de 23 quilates. Cada una de las columnas pesa y está alineada siguiendo la sucesión Fibonacci, en la que cada número resulta de la suma de los dos anteriores.

Su forma circular tiene un sentido, funciona como un reloj solar al mismo tiempo que representa el movimiento de los planetas alrededor del sol. Laliberté, tras su viaje espacial, tuvo la necesidad de construir este lugar que asegura transmitir vibraciones magnéticas muy fuertes. Si lo que quieres es viajar al espacio desde la tierra, tendrás que ubicarte en Cala Llentia, en el municipio de Sant Josep, y dejarte llevar por su energía.

Cova des Culleram

En esta ocasión os invito a envolveros de prehistoria para visitar uno de los yacimientos más importantes de la isla. En el precioso paisaje de la Cala de Sant Vicent, encontraréis esta maravillosa cueva dedicada a Tanit, la diosa más importante de la mitología cartaginesa, símbolo de poder y fortuna y vinculada al amor y la fertilidad. El culto a Tanit siempre se ha mantenido fuertemente arraigado a nuestra isla. Esta cueva sirvió de refugio en época prehistórica de la edad de bronce, pero fueron los fenicio-púnicos quienes a partir del siglo V a.C. lo convirtieron en el lugar de culto más importante de la isla. Este santuario, situado a 150 metros sobre el nivel del mar, se encuentra oculto entre el verde de las montañas y bosques que le rodean. Es considerado uno de los rincones más sobrecogedores de la arqueología ibicenca. Disfruta del hermoso camino que te llevará a Sa Cova des Culleram.

Dalt Vila y su arte

Hablar de lugares mágicos de la isla sin mencionar las preciosas calles de Dalt Vila no sería justo. Para terminar con la lista de hoy, os propongo un paseo para perderos por el centro his- tórico y así, a la vez, empaparos de arte y cultura. Para ello, podéis visitar los diferentes museos que se encuentran en esta zona: el MACE, el museo puget y la Casa Broner.

El Museo de Arte Contemporáneo de Eivissa se encuentra situado dentro de Dalt Vila y sus colecciones recogen una memoria de la creación plástica acontecida en los límites geográficos de las islas desde los años 60.

Por otro lado, el Museo Puget también se encuentra en una casona noble de Dalt vila (conocida por Can Comasema), en la antigua calle Mayor.

Para finalizar, la Casa Broner, construida por el arquitecto y pintor Erwin Broner en 1960 como su residencia y estudio. Declarada Bien de Interés Cultural en el año 2000, constituye una pieza clave de la arquitectura moderna de las Islas Baleares. La entrada de los tres museos es gratuita. Además, con solicitud previa, ofrecen visitas guiadas para toda la familia con talleres infantiles para los más pequeños.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.