Opinión/ Mariano Juan Colomar

No se vive en anuncios

|

Valorar:

En los últimos años los ciudadanos de nuestra isla vienen sufriendo el agravamiento del problema de la falta de vivienda a precios asequibles. No hace falta ser un gran erudito para saber que en estos tres años de gobiernos de izquierda tanto en el Govern, como en el Consell y Ayuntamientos de Vila, Sant Antoni y Sant Josep, el problema se ha agudizado exponencialmente y la situación se ha convertido en insostenible para muchas familias ibicencas.

¿Por qué? Porque escondida tras la verborrea de la izquierda en materia de vivienda no hay nada, porque nada saben hacer. Porque la izquierda nunca ha sabido dar soluciones efectivas a este gran problema insular que es el urbanismo.

Y ya no les sirve compararse con el período anterior, ese cuento ya no cuela. Llevan tres años de gobierno y tras este tiempo de titulares y anuncios vacíos en materia de vivienda, es hora de exigir resultados palpables a estos gobiernos.

Los municipios donde gobierna el Partido Popular cumplen con la obligación legal de tener un 30% de techo residencial en forma de viviendas bajo algún régimen de protección oficial (VPO). Santa Eulària fue el primer municipio en reservar ese 30% para VPO: en 2012 se reservaron más de 15.000 m2 de VPO. Frente a ello, en Sant Antoni y Sant Josep, no existe un sólo metro cuadrado de reserva para VPO. Durante el anterior mandato, los gobiernos populares en esos dos municipios estaban actualizando sus planeamientos urbanísticos contemplando ese 30% de VPO: sólo en Sant Antoni se preveía más de 30.000 m2 de estas viviendas sociales. Y he aquí que en 2016, el Govern Balear comandado por la izquierda, dictó la moratoria del decreto-ley 1/2016, fulminando las VPO previstas en esos dos municipios mientras sus alcaldes, socialistas, daban la callada por respuesta. Si en la actualidad no se puede construir VPO para los vecinos de Sant Antoni y de Sant Josep es por culpa de la izquierda.

En Vila, las VPO que se construyan en el futuro y que nadie verá esta legislatura, lo serán gracias a que el planeamiento de Vila ha quedado a salvo de la nueva ley de urbanismo de izquierdas, y bajo la influencia de la ley anterior, del Partido Popular.

Las únicas VPO que se han entregado esta legislatura han sido construidas en Santa Eulària des Riu: 60 familias viven ya en VPO en es Puig d’en Valls gracias a tener un planeamiento con reservas de VPO. Además, Santa Eulària acaba de aprobar un estudio de detalle que permitirá construir 49 más muy cerca de las 60 ya entregadas. En total, desde 2012 se habrá agotado más de dos terceras partes del techo que se tenía reservado en el municipio para VPO.

Estos son hechos, no son los titulares y anuncios a los que nos tienen acostumbrados desde la izquierda. La gente tiene la mala costumbre de vivir en viviendas, no en titulares de periódico. Escribir una ley de vivienda y dar charlas sobre la pobreza habitacional que padecemos, no sirven de nada si no vienen de la mano de unos planeamientos urbanísticos actualizados que prevean reservas para VPO como los municipios donde gobierna el Partido Popular.

Desde el Partido Popular de Ibiza consideramos que para que exista stock de vivienda a precio asequible es necesario que haya planeamientos en urbano que pongan suelo en condiciones de poderse desarrollar sin trabas ni burocracias, lo que contribuye a su abaratamiento y al abaratamiento por tanto del producto final; es necesario que se promuevan desarrollos urbanísticos de cesión de suelo a la Administración para los patrimonios públicos de suelo; también es imprescindible que se desarrolle el Plan de vivienda 2018/2021 y se mantenga la prohibición de prestación de servicios turísticos en plurifamiliares acotando la burbuja del alquiler.

Mientras todo esto no sean premisas, los grandes anuncios sobre vivienda a los que nos ha acostumbrado la izquierda sonarán a lo que son: música celestial. Y para eso ya tenemos a Mozart.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.