El IBEX se ha salvado de las caídas de junio

| |

Valorar:

Las bolsas europeas han caído, aunque de forma moderada, durante el pasado mes de junio. Así, por ejemplo, el EuroStoxx, el FTSE británico, el MIB italiano, el CAC francés o el DAX alemán han perdido un 0,32, 0,54, 0,72, 1,39 y un 2,37%, respectivamente.
Una de las pocas excepciones entre las bolsas del Viejo Continente ha sido el IBEX español, que se ha revalorizado un 1,66% (también han subido las de Hungría, Noruega, Suecia y Grecia).

Las dos compañías que han liderado las subidas en el selectivo español han sido Acciona, con un 14,33% de revalorización, y Enagás, con un 9,78%. En el lado opuesto destaca DIA, sobre la que se están “cebando” los bajistas y que ha perdido un 14,29%, y Siemens-Gamesa, que ha bajado un 12,54%.

Entre las tres grandes empresas cotizadas sobresale el buen resultado de BBVA (+4,02%), mientras que Santander y Telefónica han perdido un 0,17 y un 0,97%, respectivamente.
De entre las baleares cotizadas, Meliá ha aguantado (+0,17) y Robot ha perdido un 0,42% (mantiene revalorización en 2018 superior al 45%).

Es de destacar que la nueva incorporación al IBEX, CIE Automotive, se ha dejado este mes un 11,98%; seguramente es casualidad que coincida con la entrada al selectivo y sea a causa de las noticias sobre la guerra comercial que nos llegan desde Estados Unidos.
Precisamente las bolsas americanas han estado ajenas a las caídas y han conseguido números verdes: el tecnológico Nasdaq ha subido un 0,92% y el S&P ha hecho lo propio en un 0,48%. Similar ha sido la revalorización de la bolsa japonesa, apuntándose el Nikkei un 0,46%.

Para los países emergentes, con alguna excepción como el Sensex indio (+0,29%), ha sido un mes muy malo; especialmente para dos de las grandes referencias bursátiles de estas zonas: el Bovespa brasileño ha caído un 5,20% y la bolsa de Shanghái un 8,01%; también ha perdido, aunque de forma menos espectacular (-8,01%), la bolsa de Hong Kong, donde se negocian compañías chinas de forma abierta para extranjeros.