Eivissa tendrá su propia Escuela de Hostelería

| | Eivissa |

Valorar:
preload
El Consell d’Eivissa prevé que la antigua cantina militar de Sa Coma se convierta en la nueva Escuela de Hostelería de Eivissa, un espacio de 4.451 metros cuadrados con diferentes aulas de formación.

El Consell d’Eivissa prevé que la antigua cantina militar de Sa Coma se convierta en la nueva Escuela de Hostelería de Eivissa, un espacio de 4.451 metros cuadrados con diferentes aulas de formación.

18-05-2018

El sector de la restauración y hostelería pitiuso siempre ha tenido como reivindicación histórica la creación de una escuela de hostelería para aumentar la profesionalidad de los empleos relacionados con este segmento económico. El Consell d’Eivissa presentó a principios de este año el proyecto para crear este centro de formación, que nace con el objetivo de ser un “referente europeo” y que tiene previsto estar en marcha en el año 2020. El presupuesto estimado es de 9 millones de euros y el 50% estará financiado con el impuesto de turismo sostenible o ecotasa.

Según explicaron desde el Consell d’Eivissa, en la actualidad están ultimando el expediente del proyecto y elaborando el convenio con el Govern, ya que la mitad del presupuesto corre a cargo de la ecotasa.

Desde la máxima institución insular destacaron que en los últimos años se está trabajando en posicionar el sector gastronómico, la restauración y la producción local “como uno de los atractivos más importantes, dentro de los objetivos estratégicos de seguir alargando la temporada más allá de los meses de verano y generar actividad económica los 365 días al año”. Así, por ejemplo, el Consell d’Eivissa organiza cada año, en colaboración con la PIMEEF, eventos como el Foro de Gastronomía del Mediterráneo o las jornadas gastronómicas de primavera y otoño. En esta misma línea destacan que el sector gastronómico no únicamente abarcan la hostelería y la restauración sino que “redunda en beneficio de otras actividades económicas locales, como la producción agrícola, la ganadería y la pesca. Es un complemento ideal para un turismo de calidad y sostenible, que se interesa por los productos locales y el patrimonio, respetuoso con el medio ambiente y que visita Eivissa durante todo el año”. La máxima institución insular de Eivissa tiene claro que la gastronomía “es de gran importancia para la actividad turística y la economía insular, un campo que requiere, cada vez más, el conocimiento profesional en el campo de la hostelería y la restauración”.

ORIGEN. Los orígenes del proyecto se remontan al mandato del socialista Xico Tarrés, quien en 2008 firmó un protocolo con el Ministerio de Defensa para la cesión de uso de la antigua caserna militar de Eivissa de Sa Coma, unos terrenos de 57 hectáreas “situados estratégicamente en el centro-sur de la isla y muy bien comunicados”. En el año 2010 se formalizó la compra de estos antiguos terrenos militares a través de la aportación del Estado de los fondos estatutarios para desarrollar una zona de servicios insulares y un campus educativo.

En 2015, el Consell d’Eivissa retomó este proyecto en el que incluyó como prioridad la Escuela de Hostelería. En este contexto, el Consell d’Eivissa prevé que la antigua cantina militar (planta baja y un almacén) se convierta en la nueva Escuela de Hostelería de Eivissa. Un espacio de 4.451 metros cuadrados que tendrá diferentes aulas de formación con un tamaño entre los 62 y los 78 metros cuadrados y entre las que destacan, por ejemplo, un aula de catas, un aula-cocina de demostración, un taller restaurante de 300 metros cuadrados, un taller bar de 150 metros cuadrados, numerosos despachos y zonas para profesores y un gran espacio de cocina de más de 800 metros cuadrados.

En enero del año pasado, la presidenta del Govern, Francina Armengol; el presidente del Consell d’Eivissa, Vicent Torres; y el conseller de Treball y presidente del consejo de dirección de la Escuela de Hostelería de Balears, Iago Negueruela, firmaron un protocolo de intenciones para dar vida a la delegación ibicenca del centro balear de formación en hostelería y en octubre de 2017 se acordó que 4,5 millones de la ecotasa se invertirían en financiar el proyecto de Escuela de Hostelería de Eivissa.

“Desde siempre el sector empresarial pide que haya formación especializada en hostelería y en estos últimos años se ha visto más debido a la falta de mano de obra; a veces es complicado encontrar a personas formadas. Apostamos muchísimo por la formación en Eivissa, pero no tenemos el sitio adecuado, por eso queremos hacer la Escuela de Hostelería en Sa Coma, que es el sitio adecuado y el proyecto reúne todos los requisitos para que Eivissa sea un referente en formación en hostelería. Que un sitio tan turístico como Eivissa no tenga una escuela de hostelería no es lo adecuado ni lo deseable”, explica Vicent Torres Ferrer, director insular de Turisme de Eivissa.

DESCRIPCIÓN. El proyecto para dar vida a la Escuela de Hostelería de Eivissa es ambicioso y se postula como un centro de “alto rendimiento gastronómico y culinario”, que estará enfocado a la enseñanza de la gastronomía nacional e internacional “y el arte culinario en general”, así como a la divulgación de las tradiciones gastronómicas y culinarias y el análisis de nuevas tendencias. En cuanto a los cursos que se impartirán, aún están por definir exactamente, pero se contempla que se impartan las especialidades propias del plan de estudios de la Escuela de Hostelería de Balears, como especialista en servicios de cocina y restauración o bien especialista en alojamientos y comercialización hotelera. El equipo técnico de la máxima institución insular, formado por el ingeniero Francisco Funes, el arquitecto Josep Torres y la jefa de negociado de proyectos estratégicos Sara Capitán, se encargan del diseño. En este sentido tienen previsto que se reutilice la estructura de los muros, se reformará todo el interior para adecuarlo a las necesidades del programa y se ampliará la construcción añadiendo un nuevo volumen de dos plantas.

La futura Escuela de Hostelería de Eivissa tendrá espacio para aulas teóricas y prácticas. En cuanto a las primeras, la previsión es que se creen siete aulas (cinco de ellas con capacidad para 30 alumnos y las otras dos serán de informática con capacidad para 25 alumnos por clase). También dispondrá de una gran aula demo-cocina de 222 metros cuadrados “divisible en dos y dotada de una cocina central donde se harán presentaciones y demostraciones culinarias”.

El aula-bar será un espacio de 113 metros cuadrados que podrá albergar 30 estudiantes, mientras que el taller bar y el taller restaurante será un amplio recinto de 450 metros cuadrados y 10 metros lineales de barra en el que se podrán sentar 150 comensales. “Se trata de un amplio espacio donde se harán las prácticas de servicio que requiere el sector”, precisan. La sala de catas será un área de 93 metros cuadrados que se destinará a la “formación de sumilleres y catadores de vino”.

También dispondrá de una cocina a tres pistas de 840 metros cuadrados. Estos espacios, además, se complementarán con un economato, terrazas y un patio exterior, según detallan. “La Escuela de Hostelería será una instalación moderna y con todos los avances para ser un referente en su ámbito”, concluyen desde el Consell d’Eivissa.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.