Auxiliar de aguas celebra su aniversario

| |

Valorar:
preload
420

15-01-2018

Auxiliar de Aguas y Alcantarillados es una empresa del Grupo Searproh Negocios SL, que tiene a Juan Manuel Serra Arnau como consejero delegado y a Jaime Nadal como director general.

“Mi padre Manuel fue el ideólogo y, junto a un grupo de socios, entre los que también estaba yo, fundamos Auxiliar de Aguas”, explica Juan Manuel Serra.

La empresa, que cumple 30 años en 2018, nació en 1988 en un pequeño local de la barriada de Son Forteza. La idea inicial era montar un almacén distribuidor para dar servicio a los ayuntamientos, instaladores... “La fundación de la empresa coincidió con el momento en el que muchísimos ayuntamientos de Mallorca, gracias al Pla d’Obres i Serveis del Consell de Mallorca, estaban realizando las canalizaciones de agua”, recuerda Serra. “Creamos una empresa especializada en los productos que necesitaban los pueblos. En cada municipio existía una compañía de aguas, que se encargaba de la distribución local. En ocasiones, lo hizo directamente el ayuntamiento, pero en otras eran empresas privadas”, añade.

La empresa, después de cuatro años de duro trabajo, se convirtió en unipersonal. “Mi padre compró las acciones a los otros socios”, asegura.

“En 1992 compramos la primera nave en la calle Can Valero del polígono del mismo nombre. Eran 400 metros cuadrados. Y no fue hasta 2005 cuando nos trasladamos a las nuevas instalaciones del número 72 del Camí de Jesús, también en Can Valero. Ampliamos nuestras instalaciones con una nave adjunta en el 2016. Ahora, tenemos una disponibilidad de 8.700 metros cuadrados. Auxiliar de Aguas vende todo tipo de productos relacionados con el agua y con el gas”, explica Serra.

La empresa, que vende a profesionales y a particulares, está dividida en tres grandes departamentos. El primero hace referencia a la obra civil. Son grandes obras públicas, que van desde la urbanización de calles hasta la dotación de servicios. El segundo departamento es el que se refiere al tratamiento de aguas y riego. Finalmente, Auxiliar de Aguas cuenta con una sección dedicada a la fontanería, la calefacción y la climatización.

Auxiliar de Aguas no instala, sino que sus clientes son, fundamentalmente, los instaladores. El director general Jaime Nadal asegura que nunca se han planteado la posibilidad de dedicarse a la instalación, puesto que “no se puede estar en misa y repicando”.

Auxiliar de Aguas aprovechó la crisis y abrió nuevos mercados. Fue una oportunidad que la empresa supo aprovechar para reformularse y crecer.

En el 2009 finalizó el último Plan E del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y el departamento de obra civil de Auxiliar de Aguas, que era el de mayor facturación, entró en crisis.

“Intentamos que la crisis no nos afectara abriendo nuevos mercados. En 2009, por ejemplo, nosotros no hacíamos casi nada dentro del sector hotelero. Las reformas, que han proliferado en los últimos años, nos han permitido alcanzar una alta facturación. Hemos salvado la crisis y hemos crecido”, explica orgulloso.

El grupo empresarial del que forma parte Auxiliar de Aguas concretó el pasado enero la compra de Massanella, una empresa dedicada a la venta de productos de construcción, fontanería, sanitarios y climatización, que cuenta con 7.000 referencias en stock y dos centros de venta, situados en el polígono de Son Rossinyol y en la carretera de Valldemossa.

“Vamos a mantener el equipo de Massanella, sus características y su plantilla. Es una empresa rentable, que consideramos que se complementa a la perfección con Auxiliar de Aguas. Ahora, el grupo empresarial puede ofrecer una oferta más global. Además, entramos en un nuevo mercado con el material de construcción, que en Auxiliar de Aguas no habíamos tocado. Hay toda una serie de firmas de fontanería y calefacción que Auxiliar de Aguas no tiene, como por ejemplo Roca. No habrá competencia, sino complementariedad”, argumenta Serra, que recuerda el perfil propio que han sabido marcar una y otra firma.

En este sentido, la lógica apunta a que para reducir costes sería conveniente disponer de un solo almacén, centralizar el reparto, etc., pero Serra y Nadal tienen claro que su proyecto no va en esta dirección. “Nosotros no buscamos una fusión o una integración. Nuestra idea no es esta. Queremos que Massanella, con más de 50 años de antigüedad, siga funcionando. Es una empresa rentable. Pretendemos aportar a Massanella nuestros conocimiento y optimizarla. Creemos que con las dos empresas por separado podemos ampliar sustancialmente nuestro mercado”, asegura Nadal con la anuencia de Serra.

Vender no es sencillo y Auxiliar de Aguas no renuncia a ningún mercado. “De hecho, aunque no es significativo, Auxiliar también ha servido a instaladores que han acompañado a los hoteleros mallorquines en el Caribe”, significa Serra, que puntualiza que “no hemos pensado en instalarnos en el Caribe. Ha habido otra gente que lo ha intentado y no le ha ido bien”, señala. “Las aventuras empresariales fuera de tu plaza son muy atractivas, especialmente en los lugares de economía emergente, pero si no dispones del equipo adecuado es muy complicado”, afirma.

Disponer de una variada gama de productos y de un amplio stock es fundamental, aunque no es menos importante el precio. “Pretendemos crear una relación de confianza y cercanía con nuestros clientes. Disponemos de un inmenso catálogo de productos y de un stock importante, además de ofrecer un servicio personalizado. El precio, claro, es fundamental. En este sentido, es imprescindible disponer de un excelente departamento de compras”, argumenta Serra.

Auxiliar de Aguas sirve sus productos a pie de obra. Cuenta con tres camiones de reparto semipesados, además de 12 vehículos más entre coches y furgonetas.