Fútbol | Segunda División B

A abandonar la zona de descenso

| | Eivissa |

Valorar:
preload
Una imagen de la sesión de entrenamiento celebrada anteayer por el Formentera en el Campo Municipal de Sant Francesc Xavier.

Una imagen de la sesión de entrenamiento celebrada anteayer por el Formentera en el Campo Municipal de Sant Francesc Xavier.

13-02-2018

El Formentera se enfrenta esta tarde, a partir de las 19.00 horas en El Clariano, al Ontinyent en el partido correspondiente a la vigesimotercera jornada que tuvo que ser aplazado al no poder desplazarse la expedición rojinegra. Las condiciones meteorológicas impidieron a los de Juan Arsenal abandonar la isla aquel fin de semana y, hoy, en el día de los enamorados, los pitiusos tratarán de puntuar para abandonar la zona de descenso.

Los formenterenses nunca habían estado en la parte roja de la clasificación. El punto cosechado en Alcoy (0-0) la jornada anterior sirvió para poner fin a una racha de cuatro derrotas consecutivas, pero no evitó que el cuadro rojinegro cayera a la zona de descenso. Los de Juan Arsenal tienen 26 puntos en su haber, los mismos que el Olot, que ocupa el puesto de promoción, y a uno del Peralada. Los catalanes salieron de los puestos de descenso el fin de semana tras superar por 3-2 al Sabadell.

El técnico del Formentera podrá contar con todos sus hombres a excepción de los que están lesionados de larga duración (Fobi, Dailos y Kiko). La duda está en si el portero danés Henrik, fichado la semana pasada, puede formar parte de la convocatoria, lo que dependerá de si la ficha queda tramitada a tiempo.

El míster rojinegro considera que el empate cosechado el domingo «ayuda a seguir creciendo». «No es fácil puntuar fuera y menos en la situación en la que estábamos. Seguro que ayudará a que el equipo siga cogiendo confianza», indicó el preparador formenterense, que recordó que, desde su llegada, «la respuesta del equipo fue muy positiva». «Me transmitió mucha confianza en el trabajo», agregó.

EL ADVERSARIO

Sobre el rival de turno, comentó que «no hay rival débil ni fácil». «Todos son muy competitivos y la liga está muy igualada. Los pequeños detalles marcan la diferencia y tenemos que ir a hacer nuestro trabajo, apretando mucho al rival», explicó el técnico.

En cuanto a la falta de gol de los suyos, que no saben lo que es marcar este año, se mostró cauto: «Tenemos que generar mucho más fútbol para que ellos tengan más confianza y ocasiones para obtener esa definición. Son futbolistas determinantes de tres cuartos en adelante. Simplemente, hay que seguir trabajando. Los goles llegarán». Hoy debe ser el día en que se produzcan para poder optar al primer triunfo de 2018.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.