Un año y medio de cárcel para un padre y un hijo que desviaron 345.000 € de una sociedad

| |

Valorar:
preload
El caso fue instruido por el Juzgado de Instrucción número 3 de Ibiza.

El caso fue instruido por el Juzgado de Instrucción número 3 de Ibiza.

13-03-2018

Un año y medio de prisión y sendas multas de 1.080 euros. Es la pena impuesta a dos hombres, padre e hijo, vecinos de Ibiza, juzgados ayer por la Audiencia Provincial por un delito de apropiación indebida por el desvío de unos 345.000 a la empresa de la que eran administradores.

Los hechos juzgados se remontan al periodo comprendido entre 1998 y 2013, etapa en la que, según el escrito de acusación, los acusados aprovecharon sus cargos como administradores de una sociedad para desviar cerca de 132.000 euros el padre, y 213.000 el hijo.

Los acusados reconocieron los hechos ante el tribunal de la sección primera de la Audiencia Provincial y aceptaron el acuerdo de conformidad que previamente habían alcanzado el Ministerio Fiscal y la defensa.

En un principio, la Fiscalía solicitaba una pena de tres años de cárcel y una multa de 3.240, nueve meses de multa a razón de nueve euros por día.

El tribunal acordó que la pena de prisión quedará suspendida si los dos acusados indemnizan con 80.000 euros a un socio de la empresa.

En el escrito de acusación se indicaba que los acusados, «puestos de común acuerdo y con ánimo de obtener un enriquecimiento indebido», se apropiaron de casi 350.000 euros de la empresa en el periodo comprendido entre 1998 y 2013, «aprovechando sus cargos de administradores de la sociedad, realizando actos de disposición del patrimonio social y excendiéndose de las funciones de sus cargos y destinando el dinero para gastos particulares».

En 1997, el mayor de los dos acusados y un socio suyo fueron designados como administradores solidarios por tiempo indefinido, cargos que quedaron ratificados en 2002.

En 2010, el padre vendió todas sus participaciones. Tras esta operación su socio pasó a tener el 50 por ciento del capital, mientras que la otra parte correspondía al menor de los acusados y a su hermana. A partir de ese momento y según el escrito de acusación, el hijo llevó a cabo pagos y cobros de cheques al portador que supusieron un desfase de 209.037 euros, suma a la que sumó 4.244 euros en gastos personales.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.