OPINIÓN | Jesús García Marín, escritor

En la Coleta de Rita

| Eivissa |

Valorar:

Rita Barberá falleció de un infarto. Está claro que la presión a la que se ha visto sometida le ha pasado factura. Independiente de que tuviera que ajustar cuentas por lo que hizo o no hizo o por lo que dejó hiceran otros, mi reflexión es que en España lo de linchar ante mortem a alguien en las redes sociales o en la telebasura, vamos lo dar leña al mono hasta extenuarlo, lo de ponerle un piñata a alguien y darle todo el día zurriagazos, eso es algo goyesco negro que dice muy poco de las dos España (nos guarde Dios de ambas). No soy fan de la Barberá ni tampoco de Rita la Cantaora o portavoza asaltacapillas, novia de Errejón. Hace un par de días, Coleta Morada justificó con un ex abrupto su ausencia del reciente la solemne apertura de la XII Legislatura porque le da asco compartir cola con Rita para saludar al rey. Le daba asco (que no caloret) compartir cola con la senadora fallecida, pero a Coleta, el de la cola, no le debe dar asco compartir dinero iraní ni pillar el dinero en sus inicios de la dictadura venezolana, ni haber estado en la cola (que no de la cartilla de racionamiento) con Maduro o hasta con Bolívar II. No le debe dar asco a Iglesias las corruptelas o chanchullos de sus tres mosqueteros: Espinar, Errejón, Echenique. Lo que le da asco al Coleta es estar en el mismo quilombo con Rita. Somos muchos a quienes nos gustaría tener no ya buenos gestores en la política, que parece imposible, sino por lo menos políticos educados (no hijos de la ira) capaces de guardar las formas, incluso un minuto de silencio por una persona muerta. Te da asco estar en la cola con Rita, Pablo, pero bien que ibas a El gato al agua a compartir mesa y mantel con un montón de supuestos “fachas”. Tus ascos justifican tus fines, pero no nos hagas participes de ellos, please.

Comentar

* Campos obligatorios
Advertencia

Recuerde que usted es responsable de todo lo que escribe y que se revelarán a las autoridades públicas competentes y tribunales los datos que sean requeridos legalmente (nombre, e-mail, IP de su ordenador, así como información accesible a través de los sistemas).

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Jesus Garcia Marín
Hace 17 días

Lo primero, un abrazo, ya sabes el aprecio q te tengo. Lo degundo me parece estupendo q discrepes. Lo tercero jamás entró en bares por prescripción facultativa. Tienes razón en que el sistema hay que ventilarlo, y bastante, pero no con unos desalmados. Y con la Justicia trabajando. Y manteniendo la educación y buena crianza q tienes y la q creo q a mí me enseñaron mis mayores. Ascos los mínimos. Tenemos q ser capaces de construir. un abrazo, j.

Valoración:2menosmas

Javier Casasayas
Hace 17 días

Jesús, te conozco y sé que tu nivel académico y cultural es elevado, pero en este artículo has utilizado los mismos argumentos que se escuchan en cualquier barra de un bar, que si Venezuela, que si Irán, ..., todo lo que sale en las portadas de los medios de manipulación, sin un mínimo aporte. No has mencionado que para Labordeta no se autorizó ese minuto cuando sí se solicitó (aunque esa no era la excusa de Pablo Iglesias). Como no soy jurista no tengo porqué esperar a la sentencia para creer lo que lleva pasando durante toda la transición. Entre PP y PSOE, a costa de deuda pública, han montado dos redes solapadas de estómagos agradecidos por toda España y por eso acepto que quien se sienta incómodo con la situación salga del hemiclo de forma consecuente con sus ideas.

Valoración:1menosmas

Fernado
Hace 17 días

Estos que no se levantan por el minuto de silencio, son los que entran en contra de la pena de muerte. No les parece excesivo que esta señora haya muerto por la presión de una cadena de televisión y de un grupo político al que ella le da asco. Cuidado con estos tipos.

Valoración:2menosmas

gatanegra15
Hace 17 días

No mezcles churras con merinas, please.

Valoración:-2menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1