Hacienda gravará las bebidas carbonatadas y subirá los impuestos del alcohol y el tabaco

| Madrid |

Valorar:

El Gobierno tiene previsto aprobar el próximo viernes en Consejo de Ministros una serie de medidas fiscales, que incluyen la subida de los impuestos al alcohol y al tabaco, así como un gravamen para las bebidas carbonatadas, han confirmado fuentes gubernamentales.

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, se ha reunido este miércoles con los portavoces de varios grupos parlamentarios en el Congreso con el propósito de explicarles estas medidas, que serán aprobadas este viernes junto con el techo de gasto de 2017 y que serán enviadas a Bruselas.

Entre estas iniciativas se encuentran, además de un plan de lucha contra el fraude en el IVA y una reforma del Impuesto sobre Sociedades, el retoque de varios impuestos especiales y la aplicación de un gravamen o tasa a las bebidas refrescantes carbonatadas.

Según fuentes parlamentarias, el ministerio de Hacienda pretende aumentar la recaudación a través de estos impuestos a la vez que preservar la salud pública.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó recientemente un informe que recomendaba gravar con más tasas las bebidas azucaradas para reducir los problemas de obesidad, la diabetes de tipo 2 y la caries.

En el mismo sentido, el Ejecutivo también pretende cambiar la estructura del impuesto al tabaco y subir el que grava el alcohol, mientras que finalmente no se tocará el impuesto de los carburantes.

Montoro se ha reunido a lo largo de esta mañana con el portavoz de Nueva Canaria, Pedro Quevedo, con la de Coalición Canaria, Ana Oramas, y con la de ERC, Esther Capella.

En estos encuentros, el titular de Hacienda también les ha informado sobre la reunión que mantendrá mañana con los consejeros de Economía y Hacienda autonómicos en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

En esta reunión se abordarán los objetivos de déficit público de las CCAA para 2017 y 2018, que según ha avanzado esta semana Montoro serán mayores de los inicialmente previstos.

De hecho el ministro avanzó ayer que se revisarán «al alza» los objetivos para 2016 y 2017, que actualmente están en el 0,7 % y el 0,5 % del PIB, respectivamente.

Fuentes socialistas han señalado a los medios de comunicación que el PSOE ha enviado al ministerio una última propuesta para que la meta de déficit se sitúe en el 0,6 % del PIB el próximo año, pero que todavía no habían obtenido respuesta.

En todo caso, Montoro ha avisado de que el proyecto presupuestario del Gobierno para 2017 no incluye «reducciones de gasto de bienestar» ni «prácticamente» ningún recorte «en la categoría de gasto».

Comentar

* Campos obligatorios
Advertencia

Recuerde que usted es responsable de todo lo que escribe y que se revelarán a las autoridades públicas competentes y tribunales los datos que sean requeridos legalmente (nombre, e-mail, IP de su ordenador, así como información accesible a través de los sistemas).

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

fba
Hace 4 días

Lo del tabaco y el alcohol me parece bien. Tendria que costar tanto o mas que en Suecia o Noruega. Una cajetilla que ahora cuesta 5 euros pasase a 15 euros no estaria mal, por poner un ejemplo. Tampoco saldria tan barato hacer botellon como ahora. Ademas, deberian rebajar los impuestos sobre los carburantes porque son bienes de primera necesidad y quien no tiene vehiculo emplea el transporte publico.

Valoración:1menosmas

C
Hace 4 días

El PP también perjudica la salud de las personas. Derían prohibirlo.

Valoración:-2menosmas

fuma_bebe_masca
Hace 4 días

que bien como se preocupa la OMS por nuestra salud, y ahora con esta subida de impuestos gracias al PP, seguro que la gente se concienciará y eliminaremos la obesidad y la addicción al azúcar para siempre. Bravo. Que manera de educar a la gente más brillante.

Valoración:3menosmas

Warp
Hace 4 días

El impuesto es a las bebidas azucaradas, porque si fuera a las carbonatadas, cualquier agua con gas tendría recargo. Yo tengo curiosidad por saber exactamente por qué pretenden luchar contra la obesidad sin gravar cosas como la bollería industrial, la miel, los turrones, las ensaimadas, la crema catalana, los polvorones, la horchata o la tarta de Santiago. Todos ellos llevan azúcar y en cantidades muy superiores a los refrescos. Y por qué, en un alarde de surrealismo delirante, no gravan el propio azúcar, origen definitivo de la gordura del país y del planeta entero. Tampoco pasa nada con la manteca de cerdo, el jamón, el aceite, las croquetas, el tocino, las patatas fritas... no llevan azúcar, pero sí grasas a kilos y por mucho que diga la OMS, os aseguro que engordan de lo lindo.

Alucinante.

Valoración:3menosmas

Aigua pels peixos
Hace 4 días

Bebe vino y no tendrás este problema. Además ayudarás a paliar la sequía.

Valoración:-4menosmas

Joan
Hace 4 días

Que nos subvencionen la compra de agua embotellada, que hay que ver el dineral que se va cada mes porque la del grifo no hay quien la beba, y no porque no sea potable, que lo es, es por el sabor y algunos problemas estomacales que produce.

Si viviéramos en otras ciudades de España la podríamos tomar sin problemas y todo ése dinero que nos ahorraríamos.

Valoración:18menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1