Soraya Arnelas se rompe un dedo del pie antes de un conciertoDiscreto

Soraya Arnelas se rompe un dedo del pie antes de un concierto

A Soraya Arnelas no hay quien la pare y es que ni romperse un dedo del pie ha impedido a la cantante hacer lo que más le gusta, subirse a los escenarios y deleitarnos con su voz. Durante la tarde de ayer y a escasas horas de actuar en Torrox, Málaga, la artista anunciaba que había tenido un pequeño accidente casero y se había roto el dedo pequeño del pie pero el dolor no le ha impedido seguir con su agenda.

"Querido dedo meñique, no podías haber elegido otro día peor para romperte* pero pienso arreglarte a golpe de tacón", contaba la artista que además compartió un video en Instagram donde enseñaba el estado de su dedo meñique. Tan optimista como acostumbra ser, Soraya no ha dudado ni un segundo en hacer las maletas y poner rumbo a Málaga. Además este show era un poco más especial que el resto ya que la extriunfita tiene muy buenos recuerdos asociados a esta localidad pues era donde veraneaba de niña.

Para calmar a sus seguidores, la extremeña compartió a los pocos minutos una imagen calzando sandalias y enseñando que se había sujetado el dedo dañado junto al de al lado con una venda.

La extremeña que estrenará nuevo tema musical, Yo brindo, el próximo 13 de septiembre -el mismo día de su cumpleaños- está arrasando este verano en diferentes localidades a las que acude para dar conciertos y donde se siente de lo más arropada por todos sus fans.

Discreto

15 chicos de Alemania y 15 de Eivissa juntos en la casa de colonias Can Tomeu

Es un intercambio juvenil impulsado por la Asociación Española de Altas Capacidades y Talentos.

253886Discreto

«Mi música irá siempre hacia donde me diga el corazón y me permita la vida»

La cantante extremeña Bebe es una de las grandes estrellas del festival Las Dalias Opening Festival que se celebra este domingo.

Discreto

El obispo de la lluvia y de los pobres

Basilio Antonio Carrasco Hernando se convirtió, tras suceder a González Abarca, en el sexto obispo de Ibiza y Formentera y el eclesiástico que cerró la primera etapa de la diócesis antes de que fuera suprimida de manera temporal en 1851.

Carrasco, natural de Guadalajara llegó a Ibiza en 1832 y lo primero que hizo como obispo fue visitar todas las parroquias de Ibiza y Formentera para conocer de primera mano cómo estaban sus diocesanos. A los dos años de su llegada, Carrasco escribió una larga carta al Papa sobre el difícil estado en que se encontraba la iglesia española y, a lo largo de su obispado, publicó numerosas cartas pastorales sobre las dificultades que los cristianos estaban obligados a vivir.

En 1835, cuando las Pitiusas sufrieron una gran sequía, el obispo pidió que en todas las parroquias se celebraran plegarias públicas para lograr el beneficio de la lluvia.

También por decisión del obispo, en 1851 se construyó el aljibe del Poble, en la Mola de Formentera, para aliviar la necesidad de agua que, durante los veranos más secos, tenían que padecer los feligreses.

Aparte de su preocupación por el agua, Basilio Carrasco también insistió en la atención a los más pobres dedicando parte de las limosnas de los ibicencos al hospicio fundado por el obispo Abad y Lasierra de la misma manera que se preocupó por el mantenimiento del hospital público de la ciudad de Ibiza.

El día 4 de abril de 1852, murió en el palacio episcopal después de haber dado las providencias oportunas para que, en caso de ausencia o muerte, no existiera ningún vacío de jurisdicción eclesiástica.

Tras su muerte, el pueblo ibicenco manifestó con grandes muestras de dolor la desaparición de un obispo que, tal y como señaló el historiador Joan Marí Cardona en el artículo dedicado al religioso en la Enciclopèdia d’Eivissa i Formentera, «por encima de todo siempre había sido un verdadero padre de los pobres, sin que su mano derecha supiera qué hacía la izquierda».

Tres días después del fallecimiento de Carrasco se celebró una solemne ceremonia funeraria en la que los feligreses acompañaron su féretro en un largo recorrido por las calles principales de Vila a la que asistió una gran cantidad de gente. El obispo finalmente fue enterrado en el centro del presbiterio de la catedral de Ibiza en un funeral al que asistió una gran multitud que abarrotó el templo.

Calle Bisbe Carrasco

Sa Séquia,un canal contra las epidemias

A mitad del siglo XIX, el sexto obispo de las Pitiusas mandó abrir en el estany Pudent de Formentera una comunicación con el mar para que sus aguas estancadas dejaran de ser un foco de infecciones que originó periódicas epidemias y provocó la muerte de muchas personas que vivían en las tierras cercanas.

Este canal se llamó sa Séquia e hizo aumentar la extensión, la profundidad y la salinidad de una laguna que, en el pasado, también se había llamado el estany des Flamencs por la abundancia de esta especie de aves.

Tras la construcción del canal, durante la segunda mitad del siglo XIX, fue un importante vivero de peces unido al mar por un brazo artificial que se vendió al naviero Wallis con el objetivo de convertirlo en una importante piscifactoría.

Durante la Guerra Civil, el estany Pudent fue una base de hidroaviones dependientes de la base de Pollença.

Discreto

P|Art y su mundo de fantasía

La galería de arte presenta una exposición en la que 30 artistas representan los cuentos de hadas.

Discreto

Se busca el mejor ‘vi pagès’ de Santa Eulària

La cooperativa agraria de la Villa des Riu y Enotecum han convocado el primer concurso de ‘vi pagés’ de la localidad.

173639Discreto

Homenaje global a Eivissa

El instituto Xarc de Santa Eulària comenzó ayer por la mañana su Setmana de la Terra en la que rinde un gran homenaje global a la cultura, las tradiciones, la historia, la naturaleza y todo lo que rodea a Eivissa.

173645Discreto

Ben Clark: «Los jóvenes deberían conocer todo tipo de arte»

La Consellería de Cultura de Formentera programa cada año actos dedicados al Día del Libro. Entre ellos está la visita de un escritor conocido que en este 2015 será el poeta ibicenco, Ben Clark.

El poeta vallisoletano, Jorge Guillén ÁlvarezDiscreto

1958: sobre Jorge Guillén en Ibiza

En la Houghton Library de la Universidad de Harvard (Massachussets) se encuentran treinta cajas con manuscritos del poeta Jorge Guillén (Valladolid, 1893-Málaga, 1984) y también algunas cartas que al gran poeta de la generación del 27 dirigieron Gabriel Miró, al filósofo Santayana o a Federico García Lorca. En una de estas misivas, Lorca le manda algunos de sus poemas y dibujos así como tarjetas con la firma de Emilio Prados o de Salvador Dalí. En ese material guilleniano guardado en Harvard hay varios poemas que el poeta escribió en Mallorca y en Ibiza, donde estuvo en 1958.

Guillén ya conocía Menorca pues en aquella isla anduvo en 1955 alojándose en la fonda Burdó de Fornells, que data de finales del siglo XIX, y por la que habían pasado por lo menos a comer desde el archiduque Luis Salvador hasta Errol Flynn. En 1957, Guillén estuvo enfrascado en la preparación de una conferencia en Harvard, y ese año no viajó, pero en 1958 volvió a pillar carrerilla y a hacer con el matrimonio Gilman un viaje italiano con escala tanto en Mallorca como en Ibiza. Recordemos que la hija del poeta, Teresa, se casó con Stephen Gilman, profesor también de la Universidad de Harvard y discípulo de Américo Castro.

Del periplo mallorquín del autor de Cántico sabemos algunas cosas, especialmente porque anduvo bastante e hizo buenas migas con Camilo José Cela que tenía su casa y oficina en Palma y que andaba pergeñando escribir en un futuro una historia de la Generación del 27 que al final no hizo, bien es verdad que reunió un ingente material en su archivo con aportaciones de algunos de los miembros de aquel grupo literario. La amistad entre ambos escritores fue grande. Guillén llamaba a don Camilo, Celilla, y le decía que era un monstruo (en el buen sentido). El futuro Nobel editó pulcramente y en edición de bibliófilo la obra de Guillén titulada Historia Natural (Papeles de Son Armadans, 1960). El poeta pucelano también colaboró en varios números de Papeles de Son Armadans la gran revista cultural que Cela pergeñó en Mallorca.

Marià Villangómez y Jorge Guillén

En 1958 se presenta en Ibiza Jorge Guillén, se hospeda en el hotel Cala Gració. que está en Sant Antoni de Portmany, y allí va a verlo otro gran poeta, Marià Villangómez. A Guillén le extrañó ver a Villangómez en su moto, tan campante. Los dos pasearon por Ibiza dos veces y surgió entrambos una buena amistad. Villangómez, en un magnífico artículo, Poesia amb les Pitiüses al fons, repasó las relaciones de la Generación del 27 con nuestra Isla; es decir la presencia de Rafael Alberti (1936), de Gerardo Diego y de Guillén que le mandó una copia hecha de su puño y letra de uno de los poemas cuyo original se conservan en Harvard: Silencio hallado en Ibiza (noche de agosto), fechado en San Antonio Abad en agosto de 1958. Otros poemas de Guillén fechados también en agosto y en San Antonio Abad que se conservan en la Houghton Library (Harvard) son Al borde, Familia feliz y Alta Moral.

Cartas mandadas desde Ibiza

Una pequeña parte del epistolario de Jorge Guillén se conserva en la sala Cervantes o de manuscritos de la Biblioteca Nacional de España, son cartas que suman 40 páginas y que fueron escritas entre 1935 y 1970. Este material fue comprado en 1995 a Alberto Casares. Hay cartas fechadas en Sevilla, Valladolid, Wellesley (Massachusetts), Berkeley (California), Arlington (Massachusetts), Roma, Río Piedras (Puerto Rico), Pittsburgh (Pensilvania), Florencia y Cambridge (Massachusetts) y una fechada en Ibiza, que Periódico de Ibiza ha localizado.

En la misma Guillén le escribe a Guillermo de la Torre (1900-1971) sobre asuntos literarios. También sabemos, gracias a Marta Valsero, que lleva el archivo de la Fundación Jorge Guillén (Valladolid), que desde Ibiza, un 29 de agosto, salió una carta de Jorge Guillén dirigida al gran pintor Ramón Gaya, en la que le comentaba que pronto iría a Venecia.

Por último, añadir que uno de los que más sabe de la poesía, vida y obra de Guillén es el también poeta, además de ensayista, crítico literario y catedrático de Literatura de la UIB, Francisco Díaz de Castro.

 

Jorge Guillén, uno de los poetas españoles más importantes

Jorge Guillén Álvarez fue un poeta perteneciente a la denominada Generación del 27. Estudió Filosofía y Letras en Madrid y Granada (1913), ampliando estudios en Alemania. Fue catedrático de Literatura en la Universidad de Sevilla hasta que al terminar la guerra civil se exilió en Estados Unidos donde dio clases, especialmente en la Universidad de Harvard. Su poesía, que tiene claras influencias de Juan Ramón Jiménez, se edita en la Revista de Occidente desde 1919 hasta 1928; en este último año aparece con el título de Cántico, considerado a menudo como el libro cumbre de su generación. En 1976 recibió el máximo galardón de las letras hispánicas, el Premio Miguel de Cervantes.

Discreto

Los diseñadores Tony y José Bonet imparten una nueva masterclass

El reconocido diseñador ibicenco de Adlib Moda Ibiza, Tony Bonet, y su hermano, José, impartieron este jueves una masterclass incluida dentro del Curso de Costura, Patronaje y Confección organizado por el Consell d’Eivissa con el fin de «profesionalizar la industria textil local y dar valor a la artesanía tradicional de la isla».

Los hermanos Bonet enseñaron a los alumnos las principales herramientas de trabajo de costura y patronaje y sus usos, así como el tratamiento de los diferentes tipos de tejidos.

Este curso se desarrolla por segundo año consecutivo en el taller de l’Escola d’Arts d’Eivissa gracias al convenio de colaboración firmado con el Consell d’Eivissa. Se trata de una actividad totalmente gratuita en la que se imparte una formación académica y técnica ligada al diseño de la moda.

« Primera... « 141516171819 » ...Última »