Gladiadores, soldados y civiles de hace más de 2.000 años acampan en Puig des Molins

| Ibiza |

Valorar:
preload
Cuatro asociaciones de recreación histórica participan en el evento: Iboshim, Antiqua Iberia, Ibercalafell y Athenae Promakos.

Cuatro asociaciones de recreación histórica participan en el evento: Iboshim, Antiqua Iberia, Ibercalafell y Athenae Promakos.

12-10-2018

En el campamento, asentado en las faldas de Puig des Molins, se respiraba el ajetreo. Gladiadores del Imperio Romano, ciudadanos íberos o soldados púnicos terminaban de ponerse ropajes y armaduras antes de salir a recorrer las calles del centro de Vila. Faltaban los griegos, que no habían podido alcanzar la trirreme por problemas con el carro y llegaron por la noche. Pero un nutrido grupo de gente vestida de época dio inicio ayer a las V Jornadas de Recreación Histórica Insulae Antiquae, que se celebran hasta mañana domingo junto al Museo Arqueológico d’Eivissa y Formentera.

«La parte tal vez más interesante de este evento es que, aunque hay mucho guerreros, también hay pastores, nobles, agricultores... por lo que, además de las típicas luchas, va a haber talleres de cerámica, escritura púnica, peinados, vestimenta...», explicaba el presidente de la Asociación Cultural Iboshim, impulsora del evento.

Unas jornadas que tienen dos vertientes: por un lado la puramente lúdica y de entretenimiento para los participantes y aquellos que se acerquen al campamento, la otra de investigación y explicación de la historia. Aspectos como el desgaste o resistencia de las armaduras antiguas, o si la gladius (la espada romana) se llevaba a la izquierda o a la derecha se desvelan con estos eventos. «Al recrearse la historia estamos poniendo en práctica estos hechos y con ello se puede complementar el estudio académico».

Santi Salas, de Antiqua Iberia ha hecho sus ropajes de pastor con materiales de época. También la tienda de campaña o el toldo del campamento. Detrás de todo lo que se ve en Insulae Antiquae hay un estudio histórico riguroso. «No es sólo pasarlo bien, también queremos divulgar y que la gente conozca nuestra historia, que es la suya», explica Salas.

Parten del campamento entre coches, esperan en semáforos. Muchos curiosos empuñan el móvil para inmortalizar y compartir en redes sociales este viaje visual en el tiempo. Tras hacer varias exhibiciones de esgrima antigua a cargo de los gladiadores de Gesta Gladiatoria, regresan al campamento. Hasta el domingo se les puede visitar en la necrópolis de Puig des Molins.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.