Can Misses suma una habitación a la residencia y empieza a dotar una de las viviendas cedidas por Vila

| Ibiza |

Valorar:
preload
Imagen de archivo del edificio J, conocido comúnmente como viejo Can Misses.

Imagen de archivo del edificio J, conocido comúnmente como viejo Can Misses.

13-09-2018

El servicio de residencia para personal sanitario y familiares de pacientes ingresados provenientes de Formentera que ofrece el Hospital Can Misses ha contabilizado, hasta el momento, 49 personas desde su apertura el 19 de mayo de 2017. Del total, 40 son profesionales del Área de Salud de Ibiza y Formentera y 9 familiares de pacientes de la pitiusa menor.

En el caso de esta temporada, las instalaciones han acogido a 15 profesionales, cuatro asistentes y a un familiar de un paciente de Formentera.

El balance, según apuntaron desde el IbSalut, es «positivo» ya que se ha respondido a las necesidades de alojamiento para contratos de refuerzo estival y como punto de llegada para profesionales que provienen de fuera.

El perfil de los profesionales que han utilizado el servicio es muy variado. De los 40, 22 han sido médicos (13 de Atención Primaria y 9 de Atención Hospitalaria); 13 profesionales de Enfermería (seis diplomadas, una de ellas matrona, cuatro técnicos auxiliares de Enfermería, un técnico de Rayos y un técnico de Anatomía Patológica); una odontóloga; una farmacéutica; una trabajadora social; un técnico del SAMU 061 y un administrativo.

Según especificó Iago Gómez, director de Gestión, la estancia media en la residencia es de tres meses. «Este año no hemos tenido problemas para contratar por el tema de la vivienda. Es verdad que nos ha ayudado la residencia y nos han ayudado, también, los círculos personales que se generan en el hospital», añadió.

La novedad ahora es que se ha ampliado la residencia con una habitación más, pasando de ocho a nueve habitaciones. «La intención es llegar a las 12 cuando se haga la reforma del edificio J», subrayó Gómez.

A estas habitaciones se suman las tres viviendas que el Ayuntamiento de Vila cedió hace un mes al IbSalut. «Se firmó el acuerdo y ahora estamos en proceso de dotación de una de esas viviendas», señaló el director de Gestión que dijo que «ya se está amueblando».
Sin embargo, a diferencia de la residencia (en la que actualmente ningún usuario paga una cuota mensual) las condiciones son diferentes. «Cerraremos el acuerdo vivienda por vivienda porque cada una es diferente y no tienen todas el mismo número de habitaciones», matizó Gómez.

Aún sin completar

Actualmente, la residencia está ocupada por dos médicos de Atención Primaria, un médico especialista en Microbiología, una administrativa, un técnico del SAMU 061 y una enfermera. Además, hay dos habitaciones que están reservadas para la incorporación de dos médicos de Atención Primaria.

Desde el Área de Salud de Ibiza y Formentera reiteraron que a ninguno se le ha cobrado nada, puesto que el documento que rige las condiciones de uso de la residencia entrará en vigor una vez se haga la próxima reforma del edificio J.

«El primer mes no se pagará nada y se pagarán cinco euros por día a partir del segundo mes con todos los gastos incluidos (luz, agua, limpieza, internet, seguridad y lavandería)», explicaron.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.