La ordenanza reguladora de consumo y venta de alcohol en Vila entrará en vigor en agosto

| Eivissa |

Valorar:
preload
Momento de la votación para la aprobación de la ordenanza que regula el consumo de alcohol.

Momento de la votación para la aprobación de la ordenanza que regula el consumo de alcohol.

19-07-2018 | DANIEL ESPINOSA

El pleno extraordinario de Vila aprobó ayer, por unanimidad, la ordenanza municipal de regulación del uso, consumo y venta de alcohol en la ciudad de Ibiza que entrará en vigor 15 días después de su publicación en el BOIB.

Según explicó Joan Ribas, concejal de Benestar Social, se trata de una ordenanza «valiente y moderna» que, además, es necesaria como «Ciudad Amiga de la Infancia que somos».

Su objetivo principal es la protección del menor y, en ningún caso, se ha elaborado con afán recaudatorio. «No se sancionará económicamente a los menores, sino que se van a llevar a cabo medidas educativas, que se suman a las campañas de concienciación, para que vean la peligrosidad de una droga como lo es el alcohol», matizó.

En relación a la venta de alcohol, se prohibe su venta desde las 22.00 a las 08.00 horas en establecimientos comerciales, licorerías, gasolineras y estaciones de servicio. De no cumplirse, las multas podrán variar desde los 750 a los 3.000 euros.

La ordenanza también regulará la publicidad de bebidas alcohólicas prohibiendo todos aquellos anuncios destinados a menores que, además, induzcan al consumo del alcohol. Tampoco estará permitido poner publicidad en complejos municipales y deportivos, salas de exposiciones y centros docentes.

A pesar de la unanimidad de los votos no faltaron las críticas por parte de la oposición respecto a la falta de medios de los que dispone el Ayuntamiento y la «falta de efectividad» de normativas que el propio equipo de gobierno ha aprobado. «Se dedican a aprobar ordenanzas que luego no hacen cumplir. De ahí el escepticismo de que luego tenga una efectividad», argumentó Antoni Villalonga, edil de EPIC.

Críticas respaldadas por Virginia Marí, portavoz popular, quien recordó que la normativa empezó durante la legislatura del grupo municipal popular. «Dudamos porque creemos que habría que poner más medios para que, de verdad, esta normativa se pueda cumplir. Sabemos que en medios, últimamente, el Ayuntamiento está un poco escaso».

Se refirió de esta manera a la falta de efectivos de la Policía Local para poder llevar a cabo un control efectivo. Por su parte, Villalonga lamentó el trabajo hecho desde la dirección de la Policía. «Primero tienen que poner a una persona competente al frente y luego reestructurar la Policía y asignarle medios humanos y materiales».

Sin embargo, Ribas descargó el problema en el Gobierno central y dijo que si les permitiesen contratar a más efectivos policiales y a más educadores «se podría hacer cumplir de mejor manera».

Mapa Estratégico de Ruidos

La abstención de EPIC y del PP no impidió dar luz verde a la aprobación definitiva del Mapa Estratégico de Ruidos (MER) que es, además, obligatorio en Ibiza por contar con más de 35.000 habitantes. «En septiembre presentamos el MER para su aprobación inicial y, una vez concluido el periodo de exposición pública y de contestar a las alegaciones, lo traemos a pleno», recordó Montse García, concejala de Medi Ambient.

Por su parte, el PP justificó su abstención diciendo que solo han aceptado tres de las alegaciones que presentaron. «Hay temas que no han contemplado y bastantes errores que se tenían que corregir, además de retrasos», criticó Marí.

Villalonga también recriminó la propuesta a pesar de considerar que es «totalmente» necesaria en el municipio. «Es un gran paso para reducir el ruido, pero el movimiento se demuestra andando». La respuesta por parte de García no tardó en llegar y le espetó que «para poder movernos tendremos que aprobar primero el MER y luego empezar a andar».

Limpieza

En el pleno también se aprobó la modificación del contrato de gestión del servicio público de recogida de residuos y limpieza entre Vila y la empresa Valoriza S.A. Esto supone reforzar la limpieza del municipio especialmente en horario de tardes, festivos y temporada alta donde se alcanza el 87% de la frecuencia de los servicios y no el 100% de invierno.

EPIC se abstuvo de la votación al considerar que el equipo de gobierno ha sido «laxo» con la concesionaria a la hora de aplicar el pliego de condiciones y las sanciones. Además, dijo que se tenían que haber contemplado cosas como poner un pedal en los contenedores o un sensor de llenado de los mismos.

El Partido Popular señaló que se trata de una medida «correctora» y «tenemos que evitar llegar a ellas dentro de lo posible». Aún así, reconoció que es «necesaria» por la afluencia de gente que llega al municipio en temporada alta.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.