El Consell d’Eivissa se marca como objetivo una cobertura del 80% del transporte público

| | Ibiza |

Valorar:
preload
Imagen de archivo de la estación de autobuses de Sant Antoni.

Imagen de archivo de la estación de autobuses de Sant Antoni.

15-02-2018

El Consell d’Eivissa presentó ayer un informe sobre el diagnóstico sobre el transporte público en Ibiza en el que se destaca la necesidad de alcanzar una cobertura mínima del 80% de la población de la isla a 600 metros de una parada. La consellera de Territori i Mobilitat, Pepa Marí, destacó que este informe es un primer paso para el plan insular de transporte público, que esperan acabar en dos o tres meses y que servirá para establecer las condiciones de la nueva concesión de las líneas que empezarán a funcionar el año que viene. En un principio calculan sacar a concurso la licitación en el tercer trimestre de 2018.

Pepa Marí reconoció que el servicio de transporte es «deficitario» y que los trayectos «están mejor cubiertos» en verano en base a los turistas que no en las necesidades del residente en invierno. En este sentido, se dio a conocer que en temporada alta funcionan 49 líneas de autobús y en invierno, 26, de las cuales además se reducen las frecuencias. Según el documento de diagnóstico, actualmente el transporte público tiene una cuota del 5% respecto al transporte en vehículo privado durante el periodo de verano, bajando hasta el 1,7% en invierno.

Durante la rueda de prensa detallaron que hay un registro de 27.000 pasajeros al día en verano y 6.000 pasajeros en invierno y que en 2017 hubo un total de 5.016.000 pasajeros.

En cuanto a movilidad general, incluyendo el transporte privado, la tasa de viajes de los residentes se mueve en torno a los 2,42 viajes por día en verano y a los 2,3 en invierno.

Entre las mejoras previstas se encuentra mejorar la oferta al residente en invierno, con la posibilidad de ofrecer servicio nocturno de autobús durante los fines de semana, y un alto grado de conectividad general con el Hospital de Can Misses, aeropuerto y centro de Ibiza. Otra medida será ofrecer óptimas condiciones de acceso a nodos turísticos de primer nivel de la isla, que ayuden a parte a mejorar las condiciones de movilidad a los mismos (Platja d’en Bossa, ses Salines o platges de Comte).

Demanda

El estudio plantea que se debe adecuar el servicio a la demanda actual y la potencial, e implementar otras medidas como integrar en una sola las redes de transporte de uso general y de transporte escolar. Además, en cuanto a condiciones operativas y de calidad del servicio, se propone un sistema de transporte adaptado a la configuración viaria de la isla, mejora de los sistemas de información al usuario, establecimiento de una marca única para una mejor identificación del sistema de transporte público de Ibiza, renovación de vehículos hacia flotas de consumo más sostenible, y mejora del estado del sistema de paradas.

Los flujos con la ciudad de Ibiza son los mayoritarios en verano e invierno, representando el 35% y el 42% de los viajes totales en transporte público respectivamente. Los tres flujos más importantes son con Santa Eulària, Sant Antoni y Platja d’en Bossa.

Los responsables del estudio, de la consultora Ctym, destacaron que la red de paradas es «deficiente» y que es «fundamental la renovación de la flota». En este sentido, Pepa Marí apuntó que se mirará de poner en las nuevas condiciones un límite de edad de los vehículos, aunque en estos momentos no pueden «obligar a renovar la flota porque la concesión acaba este año». Respecto a las paradas dijo que son «mejorables» y que intentarán realizar inversiones este año en base a este estudio.

Transporte escolar

Respecto al transporte escolar, los consultores Daniel Maestre y Alejandro Sazatornil, apuntaron que hay «ineficiencia en los itinerarios» con un alto índice de rodeo y que el nivel de solape con la red convencional es del 45%, por lo que consideran que hay un «amplio margen de mejora» para optimizar la coordinación con el transporte regular. Es por ello, que entre los objetivos remarcaron la necesidad de «integrar» en una sola las actuales redes de líneas de uso general y de uso escolar.

Entre otras medidas, también propusieron la posibilidad de crear carriles segregados en las carreteras de la isla para el transporte público para hacer «más atractivo» este servicio. En este caso, la consellera no descartó esta posibilidad y aseguró que es una de las actuaciones que estudia el departamento de Mobilitat.

Tal como explicó la consellera, el documento del diagnóstico es «el primer paso para las futuras concesiones» del transporte público de la isla en el que se recoge el análisis detallado de la actual situación del sistema y propuestas de objetivos para su mejora. La Ley de Transportes de Balears establece los instrumentos de ordenación del transporte que deberá desarrollar cada consell insular. Este estudio se presentará hoy al público a partir de las 12.00 horas en el edificio del Consell d’Eivissa.

Las cifras

5 millones

El año pasado se cerró con 5.016.000 pasajeros

En verano se registraron 27.000 pasajeros al día en verano y 6.000 pasajeros en invierno., por lo que el año pasado se cerró con 5.016.000 pasajeros.

26 líneas

En verano hay 49 líneas de bus frente a las 26 que funcionan en invierno

Según el estudio, actualmente el transporte público tiene una cuota del 5% respecto al transporte en vehículo privado durante verano, bajando hasta el 1,7% en invierno.

57.254 viajes

La línea con más viajes es Vila-Platja d’en Bossa y Sant Jordi

El análisis por rutas arroja que la línea que más viajes registró es la que conecta Vila con Platja d’en Bossa y Sant Jordi con 57.254 viajes, que representan un 15% del total de viajes interzonales.

54%

Los viajes diarios entre temporada alta y baja se incrementan un 54%

El aumento del 54% de los viajes entre temporada baja y alta se debe, principalmente, a la presencia de turistas, pues los viajes de residentes pasan de representar el 93% al 63%.

LA NOTA

Las pruebas de operatividad del Cetis se harán en breve

El estudio también refleja el «bajo aprovechamiento» de las principales estaciones de autobuses de la isla, como son la de Cetis, que sigue cerrada, o la de Sant Antoni, que actualmente funciona como «apeadero». Según especificó Marí, esta semana ha entrado en el Consell el final de obra de la estación del Cetis y que esperan realizar las pruebas de operatividad esta misma semana o la siguiente para que se ponga en funcionamiento lo antes posible.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.