Científicos piden ayuda ciudadana para localizar nacra viva en el Mediterráneo

|

Valorar:

Científicos reclaman ayuda ciudadana para la conservación de la nacra (pinna nobilis) tras la mortalidad masiva de esta emblemática especie registrada en el último año en el Mediterráneo Occidental.

Ante ello, los científicos buscan el apoyo de los ciudadanos con el fin de abordar el reto de encontrar ejemplares vivos, según informó ayer en una nota de prensa el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzado (Imedea-UIB-CSIC).

Así, recuerdan que a principios de otoño de 2016, la comunidad científica se hizo eco de un evento de mortalidad masiva del molusco endémico del Mediterráneo Pinna nobilis. Aunque no puede confirmarse nada al encontrarse en las primeras fases del estudio, todo parece indicar que el causante de esta catástrofe ecológica es un protozoo del género haplosporidium.

Desde su primera detección en las Pitiusas, la costa andaluza y Murcia, el parásito se ha extendido provocando una mortalidad cercana al 100% de los individuos.

En el Mediterráneo español, sólo quedan unos pocos supervivientes de cientos de miles de ejemplares (por ejemplo, en Cabrera y Menorca) y las poblaciones aún sanas del norte de Cataluña resisten el azote de este letal parásito y mantienen la esperanza de recuperar la especie (a salvo, por el momento, en el Mediterráneo oriental).

Estado de emergencia

Esta catastrófica situación ha llevado al Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente en octubre de 2017 a declarar el estado de emergencia por primera vez en la historia para una especie en el panorama nacional. Ante el este «panorama desolador», los científicos buscan en los ciudadanos un apoyo para la conservación de la especie.

Según explican, a pesar de focalizar todos sus esfuerzos en monitorizar los diferentes puntos estratégicos en busca de ejemplares sanos, el grupo de científicos volcado en la conservación de la nacra necesitan multiplicar sus ojos y expandir sus tentáculos en busca de esos ejemplares resistentes que arrojen un estrecho, pero ilusionante mensaje de esperanza para conservación de este molusco endémico del Mediterráneo.

Al poco de detectarse el evento de mortalidad, se creó el proyecto NACRAS dentro de la plataformaObservadores del Mar (http://www.observadoresdelmar.es/), promovido por los grupos de investigación del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA (UIB-CSIC)) y el Centro Oceanográfico de Baleares del Instituto Español de Oceanografía (COB-IEO), con resultados «sorprendentes». Alrededor de 250 observaciones en todo el Mediterráneo de unos ciudadanos comprometidos en la salvación de la nacra permitirán ampliar las bases de datos de los científicos para intentar esclarecer fenómenos claves como la expansión del parásito y así poder ofrecer herramientas esenciales para la conservación de P. nobilis. A pesar de la más que demostrada ayuda ciudadana, se insta a todos aquellos ciudadanos con posibilidad de sumergirse en estos meses de invierno a intensificar la búsqueda de ejemplares supervivientes, puesto que el principal ecosistema de la nacra se encuentra en excelentes condiciones para su identificación (hoja corta de posidonia oceanica).

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.