La presencia de moscas obligó a cerrar los quirófanos del hospital de Formentera durante 24 horas

| Formentera |

Valorar:
preload
La aparición de estos insectos paralizó la actividad quirúrgica del 2 al 3 de octubre y ya funcionan con normalidad

La aparición de estos insectos paralizó la actividad quirúrgica del 2 al 3 de octubre y ya funcionan con normalidad

09-12-2016

El hospital de Formentera se vio obligado a suspender la actividad en el área de quirófanos del dos al tres de octubre al detectarse la presencia de moscas.

Según fuentes de IB-Salut, la detección de los insectos se produjo después de un tratamiento raticida rutinario efectuado la última semana de septiembre. Dicho tratamiento habría provocado la muerte de un roedor, el cuerpo del cual quedó dentro de la estructura del edificio y, al descomponerse, propició la aparición de los invertebrados en la zona quirúrgica.

Sin actividad

La detección de varias moscas obligó a dejar sin servicio los tres quirófanos durante 24 horas mientras se ejecutaba un tratamiento insecticida que acabó con la presencia de dípteros en el área. Las tres intervenciones previstas entre el dos y el tres de octubre fueron reprogramadas, una de ellas ya se ha llevado a cabo y las dos restantes se llevarán a término entre este mes y noviembre. Fuentes del Ib-Salut explicaron que los quirófanos y la actividad quirúrgica funcionan ya con normalidad.

Cabe recordar que a inicios de este 2017 el bloque quirúrgico del hospital Can Misses de Ibiza ya padeció una invasión de moscas. Dicha incidencia obligó a suspender 56 intervenciones quirúrgicas entre el 26 y el 27 de enero, quedando solo operativo un quirófano de urgencia de los ocho del bloque. En total, los quirófanos del hospital de la pitiusa mayor estuvieron cerrados cinco días y se tuvieron que volver a programar un total de 77 operaciones. Todos los pacientes que necesitaban una intervención urgente fueron trasladados a los hospitales de Son Espases o Son Llàtzer y el resto de intervenciones reprogramadas. Se desconoce aún cual fue el origen de la plaga, si bien el foco se detectó en el subsuelo del edificio. El Área de Salud abrió un expediente sancionador a la concesionaria de Can Misses y le impusieron el pago de una multa de 200.000 euros. En esa ocasión, los quirófanos afectados no reabrieron hasta una semana después. En el caso de la pitiusa menor, los quirófanos se reabrieron pasadas las 24 horas de ser detectados estos insectos.

LA NOTA

Multa de 200.000 euros a la concesionaria de Can Misses

La presencia de moscas en los quirófanos de Can Misses a principio de este año originó que el Área de Salud de Ibiza y Formentera impusiera una sanción de 200.000 euros a la concesionaria del hospital. La concesionaria Gran Hospital, la empresa que construyó Can Misses, asume la gestión de todos los servicios no sanitarios, incluido el de mantenimiento, que tienen subcontratado.

El cierre de los quirófanos de Can Misses suscitó que los sindicatos pidieran una investigación, al tiempo que que asociaciones como El Defensor del Paciente pidiera la intervención de Fiscalía de Balears. Los quirófanos de Can Misses estuvieron cerrados cinco días y se tuvieron que reprogramar 77 operaciones

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

peploco
Hace 11 días

Biología pura.

Valoración:1menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1