Gestión de residuos | La planta provisional de transferencia de residuos al límite

La planta para la recogida selectiva de residuos de Ibiza está colapsada por falta de espacio

La planta cuenta con solo 800 metros cuadrados para recibir diariamente hasta 50 toneladas de cartón y plástico

| | Ibiza |

Valorar:
preload
Este era ayer el aspecto que tenía la planta provisional de transferencia de residuos ubicada en la zona de Cas Dominguets de Vila, donde apenas hay espacio para seguir acumulando residuos.

Este era ayer el aspecto que tenía la planta provisional de transferencia de residuos ubicada en la zona de Cas Dominguets de Vila, donde apenas hay espacio para seguir acumulando residuos.

23-08-2017 | Amàlia Sebastián
La planta para la recogida selectiva de residuos de Ibiza está colapsada por falta de espacioLa planta para la recogida selectiva de residuos de Ibiza está colapsada por falta de espacioLa planta para la recogida selectiva de residuos de Ibiza está colapsada por falta de espacioLa planta para la recogida selectiva de residuos de Ibiza está colapsada por falta de espacio

Hasta cinco camiones de los servicios de recogida de residuos se vieron obligados ayer a dar marcha atrás y marcharse sin descargar de la planta de transferencia provisional de Ibiza ubicada en Cas Dominguets donde se efectúa la recogida selectiva de residuos antes de transportarlos a Mallorca y la península para someterlos a un proceso de reciclaje.

«Desde la semana pasada no damos abasto. Los camiones ya no pueden descargar porque no hay espacio. Tratamos de hacer lo que humanamente podemos pero entra más material del que podemos sacar», explican desesperados algunos de los trabajadores de la planta.

Estas instalaciones, en funcionamiento desde el año 2003, se hicieron de forma provisional con la intención de construir una planta de triaje, paralizada desde hace años por un embrollo jurídico.

El resultado es que esta planta, «diseñada para otra época», se ha quedado obsoleta. «Estas instalaciones son de la Edad de Piedra», afirman los trabajadores. Sin embargo, el principal problema es la falta de espacio de la planta, que cuenta con apenas 800 metros cuadrados para recibir diariamente hasta 25 toneladas de plástico y unas 26-28 toneladas de cartón.

El resultado: montañas de cartón que inundan la planta y que dificultan incluso la maniobrabilidad de los camiones que tienen que entrar para descargar los residuos. La máquina prensadora de cartón, por ejemplo, admite hasta 8 toneladas de cartón, lo que supone solo una parte de la carga de un camión lleno. Por este motivo, los conductores deben esperar más de una hora hasta que acaba el proceso de prensado de todo el material que transporte porque no puede descargarlo en otro lugar de la planta.

Otro de los problemas es la falta de camiones que deben transportar los residuos desde la planta a otros lugares de España para reciclarlos. Ahora salen cada día tres camiones llenos de plástico y entre dos y tres de vidrio a Mallorca, además de las plataformas con cartón con destino a Zaragoza, un servicio que ha demostrado ser insuficiente, especialmente durante la temporada turística.

La enorme acumulación de cartón y plástico es también «una bomba de relojería» por el riesgo de incendio que existe, incrementado por el hecho de que las instalaciones se encuentran junto a la central eléctrica de GESA.

El conseller insular de Medi Ambient, Miquel Vericad, admitió ayer que existen problemas en la planta desde hace un año porque «fue diseñada para una capacidad de recogida que ahora está ultrapasada». Según señaló, la situación «no es crítica pero sí preocupante» aunque la solución que ofreció a corto plazo es reorganizar el servicio de recogida para «conseguir que la llegada de camiones a la planta sea más progresiva y no lleguen todos a la misma hora».

También apuntó a la responsabilidad de los ciudadanos que no reciclan correctamente: «Los camiones llegan con una parte de material de elementos impropios que no corresponden a los contenedores de selectivos. Si menguara la cantidad de impropios, la cantidad de camiones que llega a esta planta sería menor», argumentó.

Vericad aseguró que el Consell d’Eivissa está trabajando en la construcción de la nueva planta de transferencia para lo que han encargado un informe sobre sus necesidades. «Queremos saber cuáles son las previsiones de crecimiento para no caer en el error de construir una nueva instalación que al poco tiempo esté fuera de servicio», añadió.

Por su parte, el portavoz del Movimiento Ciudadano EPIC, Antonio Villalonga, lamentó que el Consell no hubiera hecho las inversiones oportunas para evitar estos problemas y reclamó «medidas urgentes» que palien el colapso.

LA NOTA

Sin solución a corto plazo

El conseller insular deMedi Ambient, Miquel Vericad, recordó ayer que la situación en la que se encuentra el vertedero de Ca na Putxa sigue siendo «preocupante». Según los datos que manejan sobre las previsiones de vertidos por habitantes, «la curva es ascendente». «En estos momentos estamos en contrarreloj», admitió Vericad, ya que el plazo de vida de este vertedero podría ser menor de 20 años, más corto del previsto. El futuro en la gestión de los residuos pasa por volver a hacer el informe para hacer de una vez la planta de triaje
tal y como obliga el Consell Consultiu.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

María
Hace 28 días

La falta de previsión es cierta pero y lo que cada un@ podemos hacer y aportar nuestro granito de arena? Pero la comodidad nos puede y comprar un filete con su bandejita de plástico, es cómodo (no lo neguemos) y usar y tirar tampones y compresas también. Todo por la misma razón por el asco y el no ensuciarnos. Deja de comprar comida envuelta en plásticos, pásate a la copa menstrual y a las compresas de tela, olvida lo desechable!!!

Valoración:menosmas

@unocualquiera
Hace un mes

Con mi voto a tu comentario me siento que me quedo corto y desde aqui te aplaudo! Agradecido de saber que no soy el unico que piensa asi.

Valoración:menosmas

unocualquiera
Hace un mes

Toda la culpa es del pp. Las cosas por su nombre, querían rentabilidad a corto plazo al coste que fuese, pan para hoy y hambre para mañana, ahora dirán que son los socialistas los culpables, como siempre bombero y pirómano a la misma vez, cala tarida esta igual seguramente fueron los peores gobiernos municipales de toda España aún recuerdo que tuvimos que parar las maquinas en cala hort sino seria otra cala vedella nunca entenderé que los ibicencos siendo como son defensores del medio ambiente y amantes de su entorno privilegiado que tienen, le daban le dan y le darán a un partido que si se le dejase las manos libres nos sembraría nuestro mediterráneo de pozos petrolíferos, digno de estudio y como dice graciano palomo hay me quedo.

Valoración:1menosmas

Bosón de Higgs
Hace un mes

La situación roza la tragicomedia : necesitamos saber la previsión de crecimiento estimada para conocer la superficie de la nueva instalación, es decir, no hay aun proyecto de construcción...qué tal si ¿hacemos el doble de lo que tenemos ahora y que se haga en un lugar que permita crecer si es necesario?

Valoración:7menosmas

Turismo masivo
Hace un mes

Otra señal que nos da el turismo masivo. Esto es como un globo...o paras de hincharlo, o te revienta en la cara.

Valoración:5menosmas

Vilero
Hace un mes

La planta esta colapsada por falta de prevision, como todo lo que pasa en Ibiza.

Valoración:15menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1