Prou!! realiza un acto reivindicativo en la playa de Talamanca

| | Eivissa |

Valorar:
preload
Los activistas de PROU! fueron llegando a la playa de Talamanca a cuenta gotas, pero acabaron juntándose una veintena entre dos de los lotes de hamacas.

Los activistas de PROU! fueron llegando a la playa de Talamanca a cuenta gotas, pero acabaron juntándose una veintena entre dos de los lotes de hamacas.

12-08-2017 | Marcelo Sastre
PROU! organiza su quinto acto para evitar que se privaticen las playas de IbizaProu!! realiza un acto reivindicativo en la playa de Talamanca

La plataforma PROU! Pitiüses en Acció organizó en la tarde de ayer la quinta edición de ‘Sa Truitada’, una acto de reivindicación para evitar que se privaticen las playas de la isla. La concentración tuvo lugar en Talamanca –por votación popular en las redes sociales–, donde hay «una ocupación de elementos que no contribuyen a mantener un espacio libre como sería de desear por la mayoría de familias que van a la playa, especialmente con niños», explicaron sus miembros.

‘Ses Truitades’ se componen de actividades lúdicas y se incluyen en la campaña que realiza PROU! titulada ‘Recuperemos las playas con tortillas payesas’. Ayer no hubo tortillas debido a la hora, pero sí muchas ganas de manifestar su rechazo a la «usurpación del espacio público», tal y como denunció una de las portavoces del colectivo, Cati Marí: «Los turistas no tienen ninguna culpa, de hecho es que nos están echando a los isleños y a los turistas. Ahora mismo el negocio es para cuatro beach clubs y empresas que nos van a echar a todos».

Respecto a la ocupación de la playa de Talamanca, en particular, Cati Marí explicó que las «hamacas y sombrillas [de las concesiones públicas] están robando mucho espacio, no tienen un sitio delimitado y están muy cerca de la orilla». «No hay espacio ni para el isleño ni para el turista», sentenció la activista de PROU!.

Según explicó, la participación en cada acto ronda las 30 personas. Anteriormente se han celebrado en Platja d’en Bossa, Cala Jondal, Cala Bassa y Cala Molí. Las convocatorias, recordó el colectivo, se realizan consultando a los miembros de la plataforma.

La contaminación acústica, recordaron, además de constituir una ilegalidad, es un «atentado contra el medio ambiente y una falta de respeto hacia la sociedad ibicenca».

El colectivo insistió en que quieren recuperar la calidad de vida, la protección de espacios naturales y acabar con la masificación turística, entre otras cosas, logrando un turismo sostenible.

Marí anunció, además, que este invierno la plataforma centrará sus protestas «en las instituciones y los políticos»: «Que nos vean y que nos oigan. Pedimos que no haya tanta cantidad de elementos en las concesiones». Desde PROU! aseguraron estar viendo «movimiento» en algunas administraciones, pero consideran que la sociedad ibicenca «merece mucho más». «Que un día anuncien que han parado una fiesta o que han controlado una playa no es suficiente», concluyó Marí.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.