La música pide una cura para el Síndrome de Hunter

| Eivissa |

Valorar:
preload
El concierto de ayer en Can Ventosa fue todo un éxito de público y participación.

El concierto de ayer en Can Ventosa fue todo un éxito de público y participación.

18-05-2017 | MARCELO SASTRE

Los cantantes volvieron a demostrar ayer que son uno de los gremios más solidarios y que cuando se trata de una buena causa no dudan en subirse a un escenario para aportar su granito de arena. Así al menos lo demostraron ayer por la noche diecisiete artistas de Ibiza y la Península que acudieron a la llamada de Iván Doménech para participar en un concierto en Can Ventosa, que tenía como fin recaudar fondos para seguir pidiendo una cura para el Síndrome de Hunter, una enfermedad considerada rara que afecta a medio centenar de niños de toda España.

El concierto estuvo conducido por Manu Freire, locutor de la emisora Europa FM de Medina del Campo, localidad por cierto natal del propio Iván Doménech, y fue todo un éxito con un público entregado y con ganas tanto de ayudar tras haber pagado la entrada al precio de 15 euros como de cantar cada canción de los participantes.

El primero en subirse al escenario fue el guitarrista flamenco Raúl Olivar, quien demostró porque está considerado uno de los grandes valores de este tipo de música. Le siguieron Reveren2, el nuevo proyecto creado por dos músicos de largo recorrido en nuestra isla, Chevy y Palau, la joven cantante e instrumentista ibicenca Astrid Canales y el cantautor Rafa Ferrà, quien precedió a un bloque muy ibicenco que comenzó con un sorprendente cambio de estilo musical gracias al rock de grandes influencias norteamericanas del cuarteto Uncle Sal y Chris Martos. Tras ellos fue el momento de tres participantes en el programa de televisión La Voz, el cantautor y creador de musicales Joaquín Garli y los jóvenes Marc Cuevas e Izan Llunas, quienes mostraron una gran soltura sobre el escenario dejando claro porque han sido seleccionados para La Voz Kids. Tras ellos llegaron Óscar García, miembro del mítico grupo Celtas Cortos, y algunos de los nombres más esperados del cartel, Jorge Marazu, Txetxu Altube, Julián Maeso, los ibicencos Projecte Mut, y por supuesto el organizador del evento, Iván Doménech, quien cerró las actuaciones individuales justo antes de que todos los participantes concluyeran el acto en un final apoteósico.

La lucha continúa

Aunque el concierto terminó ayer, la lucha sigue activa ya que es muy importante que las farmacéuticas den el visto bueno a la terapia génica que ha desarrollado la doctora Fàtima Bosch en el Hospital Vall d’Hebron de Barcelona y que las administraciones se conciencien al cien por cien. Mientras eso sucede, sigue abierta una recogida de firmas en change.org (hasta el momento hay 100.000 de las 150.000 necesarias) y una fila cero: ES74 2100 2390 6502 0001 2780 de La Caixa, o 2013 0112 13 0200482231 de Catalunya Caixa. Hasta el momento, y sin contar las entradas del concierto de Can Ventosa de ayer, se han recaudado 26.0000 euros para completar la investigación de Fàtima Bosch.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.