Los vecinos del camí de es Codolar reclaman a Sant Josep que retire las rocas

| | Eivissa |

Valorar:
preload
Joan Ribas es uno de los vecinos que ha visto cortado el acceso a sus terrenos por la colocación de la barrera formada por cuatro grandes rocas.

Joan Ribas es uno de los vecinos que ha visto cortado el acceso a sus terrenos por la colocación de la barrera formada por cuatro grandes rocas.

11-01-2017 | DANIEL ESPINOSA

Los propietarios de las fincas afectadas por el cierre del camí de es Codolar reclaman al Ayuntamiento de Sant Josep que «retire urgentemente» las rocas que instaló y que cortan el paso al acceso de media docena de propiedades, vecinos que no descartan denunciar al consistorio por la medida adoptada. Así lo apuntó Joan Ribas, de la finca ecológica Can Vileta, uno de los afectados por la decisión adoptada por el consistorio.

24 horas después de toparse con las rocas que cortaban el paso a sus terrenos, Joan Ribas todavía continuaba perplejo. «Esto no hay quien lo entienda. El martes por la mañana llegué y me topé con las rocas. Hablé con un responsable del Parc Natural y me dijo que él no sabía nada. Llamé a la Policía Local para averiguar si había sido un vecino y ellos fueron los que me dijeron que había sido el Ayuntamiento. No entiendo nada. Esto es un camino desde el año 56 y ahora dicen que no», apostilló.

Reclamación vecinal

Ribas ha tratado de obtener una explicación del regidor de Camins i Carreteres, José Guasch, sin obtener respuesta. «Desde el Parc Natural me dijeron que habían mantenido una reunión con el Ayuntamiento y AENA pero que no habían tomado una decisión. Por lo visto el Ayuntamiento sí que lo tenía claro y hace las cosas sin avisar».
Añadió que planteará una reunión con el resto de vecinos afectados para aunar fuerzas y denunciar la medida del Ayuntamiento si no retiran las rocas.

La colocación de las cuatro grandes rocas afecta en gran medida a otros propietarios. Es el caso de Joan Ribas Martí, de Can Honorat. El cierre del camino que toca con las instalaciones del DC10 supone que los vecinos afectados atraviesen su propiedad para acceder a sus parcelas.

«No pueden ser que una decisión del Ayuntamiento afecte a otros propietarios», apuntó Ribas, quien también ha puesto en manos de un abogado la situación generada por el consistorio josepí.

Ribas recordó que el camí de es Codolar está recogido en los planos como vía pública desde hace 60 años.

Ayer acudió a su propiedad con las fotos aéreas de Ibiza que, en 1956, ya mostraban el camino que ha abierto un nuevo punto de discordia entre un grupo de vecinos de Sant Josep y sus gobernantes, un enfrentamiento que puede acabar en denuncia.

LA NOTA

Una decisión unilateral del Ayuntamiento de Sant Josep

El grupo popular en el Ayuntamiento de Sant Josep denunció el martes la medida adoptada por el equipo de gobierno.

Los populares apuntaron que los vecinos no habían sido avisados previamente y recordaron que el camino «está grafiado en el PRUG de Ses Salines y en el PTI. Asimismo, indicaron que la normativa actual no permite que se abran nuevos caminos en la zona del Parque de Ses Salines

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.