OPINIÓN | Virginia Marí, portavoz del grupo Popular en el Ayuntamiento de Eivissa

Rafael Ruiz y el Urbanismo según Twitter

| Ibiza |

Valorar:

Twitter es brevedad; la idea sobre urbanismo del alcalde de Eivissa, también. El ‘nuevo’ Plan General de Ordenación Urbana de la ciudad de Eivissa, aprobado provisionalmente esta semana con los únicos votos a favor de la coalición de Gobierno formada por PSOE y Guanyem, ha servido para demostrar que el urbanismo tiene ideología -la que le imprime quien gobierna y, en este caso, quien ha hecho del ‘ordeno y mando’ su única justificación política-, que los actuales responsables municipales son incapaces de solucionar los grandes problemas de nuestra ciudad y, sobre todo, que la política urbanística de Rafael Ruiz González empieza y acaba en un ‘tweet’ de 140 caracteres.

La función de un responsable público es que la ciudad crezca ordenadamente, pero, en el caso de Ruiz González, su ego y sus prejuicios desbordan ese objetivo. Lo cierto es que poco o nada queda ya por ordenar en la Eivissa de 2018 como resultado de la incapacidad del PSOE para revisar el PGOU de 1987 en sus doce años de gobierno al frente del Ayuntamiento. Esa dejadez socialista ha tenido consecuencias nefastas para el desarrollo de esta ciudad y su único amago de revisión en 2009 -con un gobierno del que formaba parte Ruiz González como concejal de Deportes- acabó en el juzgado y fue anulado por orden judicial.

El alcalde twitteaba el mismo día del Pleno en el que se aprobó la revisión de esta norma urbanística: «Será un plan con medidas de vivienda valientes y mucho más…». La promesa del ‘nuevo’ PGOU de Ruiz González de 1.500 viviendas de protección oficial en la próxima década depende en su práctica totalidad de la iniciativa privada y del desarrollo de las unidades de actuación por los particulares, una tramitación que puede durar años. A día de hoy -no de aquí a diez años-, la lista de espera del Instituto Balear de la Vivienda para acceder a un piso de protección oficial en Eivissa se sitúa en el millar de personas. En el lenguaje de Twitter, para el alcalde: @rafelruiz, o las VPO las hacen los privados -los que «no quieren a Eivissa» según tú y llamáis «especuladores»- o no hay vivienda social". El PGOU de Ruiz González no solucionará ni a corto plazo ni a medio ni a largo plazo la urgente necesidad de vivienda social en nuestro municipio.

El alcalde retuiteaba sobre su PGOU: «En el último año hemos creado más de 1.000 plazas de aparcamiento disuasorio. Nosotros apostamos por una política de movilidad firme». Pero la verdad es que el PSOE se ‘inventa’ una red de aparcamientos inexistente y lo único cierto es que su nuevo planeamiento urbanístico prevé la supresión de casi 3.000 plazas de parking en la ciudad. Su «política de movilidad firme» se ha traducido en un chapucero proyecto de reordenación de las principales avenidas a medio terminar, que colapsa Eivissa, que la convierte en una ciudad intransitable entre abril y octubre de cada año, que aísla barrios enteros y que amenaza con llevar a la quiebra a todo el pequeño comercio tradicional de la ciudad. En twittero: «@rafelruiz, imposible aparcar y circular en una ciudad que has colapsado de abril a octubre por cambiar a capricho el sentido de las calles». El PGOU de Ruiz González no solucionará los gravísimos problemas de aparcamiento y movilidad de la ciudad de Eivissa.

El «y mucho más» del tweet de Ruiz González la mañana del Pleno debe hacer referencia a la reducción de ingresos públicos para invertir en servicios básicos que mejoren la calidad de vida de los vecinos que traerán sus políticas urbanísticas o quizás se estuviera refiriendo a la paralización de proyectos importantes para el desarrollo del municipio y, en consecuencia, al aumento del desempleo que traerá su Plan General. «@rafelruiz, ¿te referías a los ingresos en las arcas públicas o a dejar a más trabajadores en el paro, como es habitual con vuestros gobiernos de @PSOE?».

Compartía el alcalde el ‘tweet’ de un diputado socialista en el Parlament balear: «Poniendo las bases para poder disfrutar de un nuevo modelo de ciudad más sostenible, más amable y más humana». Y olvidan el alcalde y su correligionario que la revisión del PGOU se ha podido tramitar gracias a la excepción que se hizo para Eivissa en la Ley de Urbanismo de las Illes Balears de 2017, lo que ha permitido a Ruiz González declarar urbana una zona como Cas Mut acogiéndose a la Ley de Ordenación y Uso del Suelo del 2014 del Partido Popular, algo que sería imposible con la norma que han aprobado los coaligados Armengol-Més per Mallorca. En tweet, para que le llegue al alcalde: «@rafelruiz, contentos de que compartas la ley del Partido Popular, pero acogerte a ella cuando te conviene, ¿no es hipocresía política?».

Como medida experimental, Twitter cambió recientemente el límite de 140 a 280 caracteres para algunos de sus usuarios. Pero, para explicar el urbanismo fundamentalista, tramposo e hipócrita de Rafael Ruiz González, con 140 caracteres basta y sobra: hashtag PGOUdeVila: «Ni Empleo Ni Aparcamiento Ni Vivienda #PSOEStyle».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.