Es Mirador

La historia de la italiana Valentina Assordi acaba con final feliz

| Ibiza |

Valorar:

Valentina Assordi ha tenido que esperar once años para disfrutar de una pequeña vivienda en sa Penya, que compró y posteriormente fue ocupada. Han sido más de una década de ocupaciones, un auténtico tormento personal y legal, con un gran coste económico, pero finalmente ha conseguido su propósito. Sin duda, la ley sobre las ocupaciones de viviendas debería ser reformada a fondo por el Gobierno.

Partos que no caen en desuso

Este periódico informaba ayer que Can Misses ha realizado más de una docena de partos en el agua en 2017. Los padres eligen esta forma más natural de parto para vivir con más intensidad el nacimiento de sus hijos. Parecía que este sistema, que tuvo mucho auge hace dos décadas, había caído en desuso, pero en Ibiza se sigue apostando por él y además con mucho éxito. Es una buena opción y un privilegio que pueda hacerse en Can Misses.

Ahora, a criminalizar a los médicos

Algunos socios de Armengol han decidido poner en el punto de mira a los médicos por cuestionar que el catalán sea una exigencia en la sanidad. David Abril, aún portavoz de Més, aseguraba que los médicos callaron con los recortes de Bauzá. Sin duda el diputado soberanista debería revisar las hemerotecas porque los médicos salieron a la calle en multitud de ocasiones. No todo vale para criminalizar a los que no piensan igual que Més.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.