OPINIÓN | Jesús Rumbo

Ibiza 365 Medieval Experience

| Eivissa |

Valorar:

Un año más, los pitiusos nos hemos sumergido por unos días en los grandes fastos y festejos que aglutinados bajo el nombre de “Eivissa Medieval”, conmemoran la concesión del título de “patrimonio de la humanidad” a, entre otras cosas, nuestra magnífico recinto amurallado. Una fiesta que básicamente consiste en soportar multitudes y aglomeraciones, acordarte de la familia de los que han tenido la brillante ocurrencia de subir con el cochecito del niño, ver los mismos puestos de siempre, constatar que año tras año las animaciones y espectáculos son más pobres…y acabar siendo tú el más pobre gracias a los “palos” que con total alevosía, le sacuden a nuestros bolsillos en la mayoría de los puestos. Pero aún y sabiendo todo esto, año tras año acudimos encantados a la trampa, ¿y por que?...porque el medievo nos encanta!!! Nos gusta tanto, que entre todos, ciudadanos e instituciones, hemos desarrollado ( consciente e inconscientemente), una serie de hábitos y costumbres que nos permiten vivir el medievo en nuestro día a día. Yo propongo unirlos todos y crear una poderosísima arma de promoción para atraer nuevos modelos de turismo, y como la idea se me ha ocurrido a mí, consentirán vuesas mercedes (por irle cogiendo ya el aire al asunto) que aqueste infame bufón, se otorgue el privilegio de bautizar a la criatura, y el nombre que yo propongo es (aquí quedaría perfecta una música de fanfarrias)…»IBIZA 365 MEDIEVAL EXPERIENCE”. ¿En qué consistiría esta propuesta? Pues básicamente en la posibilidad de vivir y experimentar el medievo en primera persona y en cualquiera de los 365 días del año a través de una serie de actividades que paso a describir. Empezaremos nuestra inmersión histórica con emociones fuertes, trasladándonos a la carretera de Sta.Eulalia para sufrir las durezas y penalidades de los transportes de aquella época, si tenemos suerte podemos llegar a tardar más de veinte minutos en recorrer apenas un kilómetro de distancia, entre traqueteos, fríos o calores, tensión y malas caras y actitudes…el medievo en vena!!! Para relajarnos de esta experiencia extrema, nos desplazaremos hasta “Vara S’Alamera del Rey”, allí podremos, no ya contemplar…incluso pasear y tocar! una reproducción exacta de una típica plaza medieval, con su firme de tierra y piedras burdamente compactado y que apenas resiste la mínima inclemencia meteorológica, una delicia anacrónica en medio de la ciudad. Y en una esquina de la plaza, el visitante podrá contemplar entre absorto y maravillado, como el ayuntamiento de la ciudad, siguiendo las costumbres de los árabes, que en aquellos años dominaban las islas de introducir nuevas especies de árboles, ha plantado el primer ejemplar de “árbol solar” , si, ya sé que es feo de cojones…pero todo sea por el medievo. A un tiro de piedra, nuestra experiencia medieval continua con un agradable paseo por “Sa Penya”, el estado del barrio y las gentes que por el pululan (échenle un poco de imaginación e imaginen que los yonkis son leprosos errantes) nos hará creer a pies juntillas que hemos retrocedido en el tiempo, sensación esta que se prolongará al terminar nuestro recorrido paseando por los andenes del puerto, apreciando así el esfuerzo constante y denodado de la autoridad portuaria para llenar el mismo de embarcaciones repletas de modernos piratas de todo pelaje y condición llegados de allende los mares para arrasar con sus “razzias” nuestras tierras y gentes…seguro que le entraran ganas de hacerse corsario y combatir a sangre y fuego a esas ratas de mar, así de vívida es la 365!!! Sin duda alguna la propuesta más extrema y que conmoverá hasta el desgarro a los participantes de nuestra aventura, es la que nos lleva hasta el aeropuerto de Ibiza (aunque también podemos verla en la “parte de atrás” de muchos bitch clabs y hoteles) para contemplar in-situ las inhumanas condiciones laborales del medievo, con durísimos trabajos de sol a sol en condiciones denigrantes e inhumanas,sin derecho a comer o enfermar, a cambio de migajas y en los casos donde el “realismo medieval” se lleva hasta sus últimas consecuencias…a cambio de nada. Si amigos visitantes, aquí a los trabajadores nos llaman “siervos de la gleba” (les invito a que busquen la definición exacta del termino y me digan si se sienten o no identificados) ¿ Creen que nuestro recorrido termina aquí?...ilusos! El remate de lujo de nuestra propuesta nos lleva a un intenso recorrido tanto por el interior como por las costas de nuestras islas, para constatar el auge y florecimiento de los señores feudales, con sus espectaculares castillos que rivalizan en tamaño y opulencia. Esta es una actividad de gran valor cultural, pues en ella aprenderemos, sufriéndolo en carne propia, las técnicas de defensa de estas fortificaciones (vallas, perros, concertinas, fosos, esbirros, etc…). Podremos ver como sigue vigente el “derecho de pernada” y hacen y deshacen a su antojo sobre personas y territorios, arrasando bosques, cortando caminos, desfigurando la costa, ignorando las leyes locales…si es que tendríamos que subvencionarles por esforzarse tanto en mantener vigentes las costumbres de tan lejana época!!! Entre todos ellos, brilla con luz propia la insigne “Doña Paquita la Ordoñesca”, regente del “Castillo Lola”, que llevo su audacia hasta las más altas cotas (no sé si de malla) y construyó no uno…incluso dos! castillos sin ninguna licencia, despreciando leyes y rompiendo los férreos precintos de los “mangas verdes”…olé tus ovarios Paquita!!! Dentro de esta actividad, dedicaremos un pequeño monográfico al personaje, haciendo un recorrido por sus posesiones (que será breve porque tiene cortados todos los accesos) finalizando frente a las obras de su tercer castillo, que está edificando en la actualidad, si amig@s, el sueño , medieval sigue vigente! Y estas son algunas de las experiencias que incluiríamos en la humilde propuesta que lanzo desde esta página, seguro que entre tod@s podemos añadir más, os invito a que me enviéis vuestras propuestas. Y si, ya sé que los más puristas nos podrán reprochar que no tenemos una buena peste bubónica que llevarnos a la boca, pero tenemos serpientes, picudos, procesionarias y fastidiosas varias, con lo que el apartado plagas también queda bien cubierto. Y hasta aquí la presentación en sociedad de “IBIZA 365 MEDIEVAL EXPERIENCE”, idea que entrego de forma gratuita a la sociedad pitiusa para que la iniciativa público/privada se encargue de su implementación, ya que estoy seguro de haber dado con la piedra filosofal (medieval hasta el final) para conseguir la tan ansiada y cacareada desestacionalización. No me den las gracias, pues lo hago movido por el amor a mis islas, lo único que les pediría a cambio, es que se pongan en pié, y henchidos sus pechos de orgullo patriótico griten conmigo…VIVA EL MEDIEVO Y LA MADRE QUE LO PARIÓ!!!

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.