GRITOS Y SUSURROS

El pianista James Rhodes tuvo un final accidentado...

Valorar:

El pianista James Rhodes tuvo un final accidentado de sus vacaciones en Ibiza. Y es que vivió en primera persona un retraso de Vueling: «Paso más de 200 horas al año en un avión y el vuelo de @vueling fue la peor hora que he pasado. Un desastre completo», tuiteó.

Francina Armengol estará mañana en la presentación del proyecto de remodelación del paseo de ses Figueretes.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.