Bar Cuba Colonial, chic urbano en Palma

Especialidad: Cafetería

Valorar:
preload
La cafetería abre a partir de las 7 de la mañana y sirve desayunos muy elaborados.

La cafetería abre a partir de las 7 de la mañana y sirve desayunos muy elaborados.

26-04-2010 | T. Ayuga
Bar Cuba ColonialBar Cuba ColonialBar Cuba ColonialBar Cuba Colonial

Palma recupera uno de sus edificios más emblemáticos, el del Hostal Cuba, levantado en 1904 en el barrio marinero de Santa Catalina. Tras una intensa reforma, ha reabierto sus puertas como bar Cuba Colonial, con cafetería, zona chill out y, próximamente, como un coqueto hotel urbano.

La inauguración tuvo lugar el pasado 24 de marzo con una fiesta por todo lo alto a la que asistieron alrededor de 700 invitados. Mira las fotos de la inauguración en Zona Vip.

Gastronomía & Lounge

El nuevo bar Cuba Colonial aúna en este singular edificio una cafetería - restaurante en la planta baja con un lounge o bar chill out en el nivel -1 que aspira a convertirse en el espacio ideal para la sobremesa o para tomar las primeras copas.

En la cafetería se ofrece una cocina de mercado con sugerencias que, a partir de las 7 de la mañana, se pone en marcha con desayunos contundentes, para continuar con el menú o la carta a mediodía y la cena. Las recetas antiguas, como el arròs de poble, y las propuestas con un toque exótico, como el desayuno cubano, tratarán de sorprender gratamente a la nueva clientela de un local con mucha historia.

Los precios ajustados son otra de las muchas razones para visitar el Bar Cuba Colonial.

Ambiente cool en un edificio histórico

El nuevo Bar Cuba Colonial sorprende con una cuidada decoración que combina un interiorismo inspirado en la Cuba de Batista con los restaurados elementos arquitectónicos del edificio original, que fue construido en 1904 por Rafael Juan.

Éste, nacido alrededor del 1860 en el arrabal de Santa Catalina, e hijo de un patrón de pailebote, barcos utilizados para el comercio con  las Antillas americanas, llegó a Palma a principios de siglo, construyó su casa, en la que habitó muchos años, en la esquina que hoy en día conocemos como el Hostal Cuba.

Ahora, en pleno siglo XXI y de la mano de Toni Aloy, el edificio ha sido totalmente reformado para recuperar, un siglo después, su papel como dinamizador del barrio de Santa Catalina.

Para ello ha confiado en una plantilla de 29 profesionales encabezados por el gerente Efren Fuentes, Manu Cortés como maître, y al frente de la cocina, Fran Morata y Miquel Barceló. Susana y Barny completan el equipo cuidando las Relaciones Públicas.