Biografia

Fórmula 1

Las grandes carreras automovilísticas que se llevaron a cabo entre finales del siglo XIX y principios del XX, tanto en Europa como en Estados Unidos, son los precedentes más alejados de las actuales competiciones. Francia, con los Grand Prix, fue el primer país que convocó una prueba de resistencia y velocidad para automóviles. Fue en 1894 entre París y Rouen. En esta primera época, no se contaba con circuitos cerrados; a veces vías públicas cortadas temporalmente.

Uno de los muchos personajes influyentes en la historia de la Fórmula 1 fue Louis Chevrolet, que desde 1901 se dedicó a diseñar vehículos para la General Motors destinados a carreras. En 1906, el Club del Automóvil de Francia organizó un circuito en Le Mans de 105 kilómetros cada vuelta, para la que los carros del momento necesitaban casi una hora en cubrir. Los sucesivos campeonatos, de diferentes países, no contemplaban ninguna normativa común aunque sí existía el sentimiento de competencia entre ellos. Habitualmente, se establecían disputas entre coches de diferente peso máximo para limitar el tamaño y la potencia. Los motores de 10 a 15 litros de desplazamiento y de hasta cuatro cilindros eran bastante comunes. No producían, en ningún caso, menos de 50 caballos de fuerza.

El circuito de Monza (Italia) en 1922 adoptó el nombre de "Grand Prix", como después sucedió en Bélgica y en España en 1924. La convocatoria de estas carreras se multiplicaron paralelamente a la necesidad de unificar un reglamento internacional. En 1950 se unieron los grandes premios nacionales para crear la Fórmula 1, la primera competición de monoplazas deportivos a nivel mundial. Se estableció un único sistema de puntuación y reconocieron un total de siete carreras como aptas para el Campeonato del Mundo. La primera carrera del Campeonato Mundial se celebró en Silverstone, en el Reino Unido.

Ferrari es la firma automovilística más antigua que aún se mantiene en competición. A partir de esta década se acelera la evolución técnica en el diseño de los vehículos, primeros alerones, nuevos materiales... A partir de los años 80, se populariza el deporte gracias a la televisión, y más tarde, a la red digital. Los monoplazas de esta época llegan a producir 1.100 caballos de potencia.

En el Gran Premio de San Marino de 1994 murió el piloto novel Roland Ratzenberger. Desde entonces, los equipos pactaron el estrechamiento de los neumáticos y de los circuitos como normas de seguridad, tema que siempre suscitó una gran preocupación. Michael Schumacher, a partir del año 2000, batió varios récords acumulando numerosas victorias en los Grandes Premios siendo así uno de los mejores conductores del mundo. Fernando Alonso se convirtió en el piloto más joven en en ganar una carrera (Hungría, 2003), en ganar un título mundial (2005) y en ser bicampión (2006).