Playas – Mahy Marrero reventó el mercado con sus pujas

Mahy Marrero Sosa se hizo con ocho concesiones que ahora están en el aire

| | Eivissa |

Valorar:
preload

Mahy Marrero se hizo con un lote de 25 hamacas y 12 sombrillas en Cala Tarida por 28.800 euros.

30-11-2016

«Ha hecho mucho daño. Aterrizó desde las Canarias, reventó la subasta, pisoteó muchas ilusiones y ahora veremos como queda todo». Así se pronunciaba ayer un empresario de los servicios de hamacas tras conocerse la condena e ingreso en prisión del empresario canario Mahy Marrero Sosa, condenado a ocho años de prisión y una multa de 21,5 millones de euros por narcotráfico.

El 12 de abril, Mahy Marrero Sosa se plantó en el salón de plenos de Sant Josep con seis cartulinas, una por cada empresa registradas para la ocasión, y un objetivo: hacerse con varias concesiones reventando los precios.
La mayoría de empresarios del sector esperan un pronunciamiento del Ayuntamiento de Sant Josep y advierten que deben aclarar en qué situación quedan las ocho concesiones que gestionaba Mahy Marrero.

Los concesionarios de los servicios de playas señalaron que el «daño ya estaba hecho y ahora se trata de que la herida no siga creciendo». El presidente de la Asociación de de Concesionarios de Playas de Sant Josep, Toni Marí, indicó que «es un asunto muy delicado que deberemos hablar con el Ayuntamiento. No sé si le quitarán las concesiones, pero se debe solucionar y clarificar cuanto antes. En su día ya dijimos que lo normal es que se hubiese valorado la antiguedad, pero la presencia de este señor fue demoledora. Ha hecho mucho daño a Ibiza».

Uno de los grandes damnificados por el concurso de Mahy Marrero es Josep Prats, quien perdió las dos concesiones de Cala Carbó a las que había dedicado media vida.

«No sé que pasará ahora. Estaremos pendientes, pero el daño ya lo hicieron. Me da pena porque la mayoría de la gente que ha ido este año a Cala Carbó han comentado que estaba un tanto abandonada. Para mi, aquel trozo de costa es muy especial y me duele mucho lo que ha pasado», señaló Josep Prats.

«Nosotros ofrecíamos un servicio completo. Poníamos las hamacas y las sombrillas pero también manteníamos la playa en condiciones desde primera hora de la mañana», recordó Prats, quien subrayó que es imposible obtener beneficios con las hamacas al precio que se pagó y más complicado todavía cuando se trata de un licitador nuevo que partía de cero. No quiero pensar cuál era la finalidad de este hombre pero entiendo que no puede ser nada bueno para la isla», argumentó Prats tras la subasta.

La temporada ha pasado «con más penas que gloria en Cala Carbó y ahora estaremos a la expectativa», señalaron empresarios de la zona.

Mahy Marrero Sosa ingresó el lunes en prisión tras serle notificada la sentencia y deberá cumplir una pena de 8 años de años de cárcel por un delito de narcotráfico.

LAS CONCESIONES

Cala Carbó

80 hamacas y 40 sombrillas. Mahy Marrero se hizo con la totalidad de los servicios de Cala Carbó después de llevar las pujas de los dos lotes hasta 31.000 y 30.000 euros con su empresa Explotaciones Pitiusas de Servicios.

Cala Tarida

25 hamacas y 12 sombrillas. El empresario canario se adjudicó 25 hamacas y 12 sombrillas en Cala Tarida llevando la puja hasta los 28.800 euros. En este caso, Marrero Sosa pujó con la empresa Explotaciones Servicios de Verano.

Cala Bassa

Cinco velomares. El empresario canario disparó los precios de todos los lotes que salían a subasta en Cala Bassa, pero sólo se hizo con un lote menor: 5 velomares por los que abonó 8.000 euros a través de la empresa Explotaciones Servicios de Playa.

Cala d’Hort

Cinco velomares y cuatro tablas Sup. Marrero Sosa se hizo con los lotes de servicios náuticos. Pagó 5.500 euros por el lote de cinco velomares y 4.900 euros por las tablas. Aquí utilizó la cartulina con el 91, correspondiente a Explotaciones Ibiza de Playa.

Platges de Comte

Una mesa y una silla. Fue una de las pujas más polémicas y la que levantó el mayor rechazo de los asistentes. Mahy Marrero se llevó más de un insulto por llevar hasta los 8.000 euros y arrebatar una mesa y una silla a la concesión anterior.

Platja d’en Bossa

72 hamacas y 36 sombrillas. Los lotes de Platja d’en Bossa motivaron las pujas más extremas por parte del polémico empresario. Mahy Marrero se hizo con dos lotes, uno de ellos por 60.600 euros, pero acabó re- renunciando a los dos.

Comentar

* Campos obligatorios
Advertencia

Recuerde que usted es responsable de todo lo que escribe y que se revelarán a las autoridades públicas competentes y tribunales los datos que sean requeridos legalmente (nombre, e-mail, IP de su ordenador, así como información accesible a través de los sistemas).

De momento no hay comentarios.