La discoteca Booom cierra sus puertas tras perder un litigio con los propietarios del local

|

Valorar:
preload

La discoteca Booom se encuentra en el Passeig de Joan Carles I.

01-11-2014

La discoteca Booom ya no volverá a abrir sus puertas después de que el pasado viernes la Audiencia Provincial de Palma desestimara el recurso de apelación interpuesto por el empresario Giuseppe Cipriani –promotor del local de ocio– a la sentencia que le obligaba a abandonar el inmueble situado en el passeig Joan Carles I y a abonar 450.000 más las rentas devengadas hasta el desalojo y los intereses legales desde la fecha que se interpuso la demanda, en noviembre de 2013.

Entre los motivos que alegaba el empresario en su recurso se encontraba el desacuerdo con que el desahucio fuera contra su persona, cuando el contrato de arrendamiento está firmado con su sociedad Play Club By Cirpirani S.L., y también exigía su derecho preferente para comprar el local. Otro de sus alegatos era la causa penal que en la que Cipriani ha denunciado a su exsocio, el millonario jordano Eyhab Jumean, por el presunto robo de la marca Bomba Ibiza, que iba a ser el nombre de la discoteca en un principio.

Hay que recordar que el jordano protagoniza el trasfondo del conflicto entre Cipriani y la entidad propietaria del local, Nung River S.L. (perteneciente a la familia del desaparecido empresario Xavier Cabau), ya que Jumean tiene un contrato con esta sociedad para la adquisición del inmueble. Una operación que se iba a cerrar en diciembre del año pasado pero que no pudo concretarse porque Cipriani no desalojó la discoteca.

Deudas

Fuentes de la empresa comentaron a este rotativo que Cipriani lleva sin pagar a los trabajadores desde el mes de agosto, quienes están dispuestos a denunciar a la propiedad. Según estas mismas fuentes Booom tiene alrededor de 130 empleados, y también tiene una «abultada deuda» con proveedores y la Seguridad Social.

Cipriani también es el propietario del lujoso restaurante Downtown Ibiza, situado también en el passeig de Joan Carles I, y de otros locales en Monte Carlo, Abu Dhabi, Moscú, Miami, Los Angeles, Nueva York, Estambul o Hong Kong.
De esta manera la discoteca Booom pone fin a dos temporadas de música electrónica en el municipio de Vila.

Comentar

* Campos obligatorios
Advertencia

Recuerde que usted es responsable de todo lo que escribe y que se revelarán a las autoridades públicas competentes y tribunales los datos que sean requeridos legalmente (nombre, e-mail, IP de su ordenador, así como información accesible a través de los sistemas).

De momento no hay comentarios.