EDITORIAL

La política proteccionista de Trump es pasado

Eivissa |

Valorar:

Donald Trump aún no ha tomado posesión, pero sus mensajes vía Twitter dejan a las claras que prepara una vuelta al pasado para los Estados Unidos que, sin duda, afectará a la economía mundial. Su última ocurrencia ha sido amenazar a la automovilística japonesa Toyota conque si sigue adelante con la instalación de una planta de producción de vehículos en México deberá pagar fuertes aranceles para vender en Norteamérica. Este proteccionismo a ultranza evoca las políticas de hace ocho décadas y no augura nada bueno para el equilibrio de un mundo tan globalizado, incluida la Unión Europea.

Respetar a sus votantes. Trump ganó las elecciones apelando a los sentimientos de la empobrecida clase media, sobre todo en los estados de la América profunda. No hurtó ni mensajes demagógicos ni apelaciones a que su país recuperaría el esplendor ahora marchitado, comenzando por su antaño orgullosa industria automovilística. Fue el voto nostálgico el que le hizo presidente. Y ahora debe comportarse como un rehén de sus palabras. Es muy probable que cuando se siente en el Despacho Oval se dé cuenta de la realidad, que el verdadero control económico se encuentra en el hiperdinámico Wall Street, que es donde se canalizan las inversiones en todo el planeta. El ultraproteccionismo que propugna va en contra de los intereses del dólar, presente en los grandes movimientos financieros mundiales.

Amenazas infantiles. Con sus bravatas electoralistas, Trump cosechó infinidad de votos. Vendió una quimérica superioridad de la clase media norteamericana y le prometió sueldos altos, bienestar garantizado y solidez de su red industrial interna. Pero en pleno siglo XXI tal visión es infantil. La globalización implica producir el máximo al menor coste posible. Las naciones desarrolladas mantendrán su liderazgo con la mejor profesionalización y tecnificación, aportando avances punteros e innovadores. No con trasnochados aranceles proteccionistas. Trump se dará de bruces con la realidad.

Comentar

* Campos obligatorios
Advertencia

Recuerde que usted es responsable de todo lo que escribe y que se revelarán a las autoridades públicas competentes y tribunales los datos que sean requeridos legalmente (nombre, e-mail, IP de su ordenador, así como información accesible a través de los sistemas).

De momento no hay comentarios.